jueves, 21 octubre 2021 18:14

Marlaska defiende que ahora hay más policías en Cataluña y niega que sufran acoso

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido este miércoles en el Congreso que bajo su mandato hay más policías operativos en Cataluña y ha negado que los agentes sean víctimas de acoso o de hostigamiento. «El independentismo no es violencia, es una posición política», ha dicho, afeando a Vox su «exageración continua» y que busquen «empeorar los problemas» a base de la crispación.

Así lo ha dicho Grande-Marlaska en respuesta a una interpelación urgente de Vox, continuando lo que previamente había sostenido ante las quejas de Junts por la detención en Cerdeña del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en este caso para rechazar por «obvio» que independentismo sea equiparable a terrorismo.

Grande-Marlaska le ha afeado a Junts que no crea en la separación de poderes y a Vox su intento de «patrimonializar las instituciones que son de todos». «En su caso no es ignorancia, diría que es mala fe», le ha afeado al diputado Javier Ortega Smith.

«No se corresponde con la realidad», ha asegurado Grande-Marlaska a la denuncia de Vox de que existe una campaña de acoso y hostigamiento a policías y guardias civiles. «Viajo a Cataluña de forma continua, la inmensa mayoría de la sociedad catalana quiere vivir de forma libre y segura», ha sostenido.

A continuación ha aludido a la «policía patriótica» existente antes de su llegada a Interior y las «visitas al sur mientras nevaba o se convocaba un referéndum ilegal» de su antecesor en el cargo. «Lo que era más frecuente, ahora es anécdota», ha dicho sobre las problemas de inseguridad.

«ATENTADO» DE TORRE PACHECO

Tras reconocerle la mayor reposición de agentes –«comparado con el PP hasta casi habría que felicitarle»–, Ortega Smith se ha quejado del «consenso progre y de acomplejados» y del «intento de camuflar» el atropello de Torre Pacheco (Murcia) investigado en la Audiencia Nacional y que este grupo ya califica como atentado yihadista. En este sentido, lo ha comparado con el «altavoz» que se pone a las denuncias homófobas, incluso las que resultan falsas como la de Malasaña.

Para Vox, son los socios del Gobierno los que «expulsan a todos los que no se someten a la bota independentista y de ultraizquierda». Grande-Marlaska ha respondido afeando el intento de confrontar a cuerpos policiales cuando, según él, existe cooperación con los Mossos d’Esquadra es «magnífica».

«La Policía Nacional no se ha ido de Cataluña, tiene 3.400 efectivos, más que cuando tomé posesión como ministro», ha comentado Grande-Marlaska, situando el catálogo de ocupación por encima de la media nacional en el 91,13% –ha aumentado en unos 500 agentes– y, en el caso de la Guardia Civil, por encima del 80%. En total, son 6.800 los efectivos de ambos cuerpos desplegados en esta comunidad autónoma.

A esto ha sumado la tasa de reposición con las nuevas ofertas de empleo y el acuerdo de equiparación salarial que supone una media del 20% de subida para policías y guardias civiles, implementado en «tiempo récord de tres años».

En palabras de Grande-Marlaska, el Gobierno lo que hace es trabajar para dar una solución a «problemas a los que nunca se debió haber llegado». «Me siento parte de este PSOE que ha sido protagonista de la superación de otros conflictos desde el diálogo y el consenso», ha dicho, antes de citar al socio de Unidas Podemos para sostener que la Constitución les mandata a «resolver los problemas, no empeorarlos».

El ministro ha criticado que Vox trate de imponer «una realidad» que no se corresponde con la sociedad española y catalana, a la que ve mayoritariamente deseosa del entendimiento.

COMPETENCIAS COMO POLICÍA MARÍTIMA

Ortega Smith ha reprochado a Grande-Marlaska su falta de defensa de los policías, lo que según él provoca que unos 800 agentes hayan abandonado Cataluña. También ha recordado el retraso en el proceso de vacunación contra la COVID por culpa de los «miserables» al frente de la Generalitat, lo que se resolvió con la intervención del TSJ catalán, así como la «clara usurpación» de las competencias de la Guardia Civil como policía marítima.

El diputado ha reprochado que los Mossos asuman «funciones» para el control de la pesca, el comercio, el narcotráfico o la práctica deportiva, así como en una unidad subacuática a semejanza de los GEAS de la Guardia Civil.

Ortega Smith ha citado la reunión de 2019 de la Comisión Nacional de Coordinación de Policía Judicial, donde están representados el Poder Judicial, el Ministerio del Interior y las diferentes consejerías autonómicas. «La única competente es la Guardia Civil, y desde entonces ni caso», ha lamentado.

«Las competencias se mantienen según la Comisión Nacional de 2019, dejen en paz a policías, guardias civiles y los Mossos», le ha replicado Grande-Marlaska, sin entrar en más detalles sobre esta cuestión que ha relacionado con las «historias falaces» que promueve Vox en su «mala política de pesca de arrastre».

El debate sobre competencias marítimas se abordó en una proposición no de ley rechazada el pasado lunes en la Comisión Interior, consiguiendo Vox el apoyo de PP y Cs. Se trata de una polémica sobre la que Grande-Marlaska ya respondió hace semanas, sosteniendo que el Instituto Armado es quien actúa como «policía judicial del mar» y que, por tanto, los Mossos desempeñan funciones administrativas dentro del reparto de tareas entre cuerpos policiales.