viernes, 22 octubre 2021 21:38

Deutsche Bank España gana 6,4 millones en el primer semestre, un 32,8% menos

La filial española de Deutsche Bank registró un beneficio de 6,42 millones de euros en el primer semestre de 2021, un 32,83% menos que en el mismo periodo de 2020, cuando obtuvo 9,55 millones de euros, según recoge el informe financiero remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Además, ha generado un beneficio antes de impuestos de 8,7 millones euros, lo que supone una reducción del 35% respecto al mismo periodo del año anterior. La entidad explica esta bajada por el incremento del deterioro por provisiones de crédito y por mayores gastos de servicios informáticos.

El margen bruto alcanzó los 228,6 millones de euros, lo que representa un 2% más que el primer semestre de 2020, mientras que el margen de intereses aumentó un 14,8%, hasta los 132,5 millones de euros. Al respecto, la entidad resalta el cobro del ‘TLTRO-III kicker benefit’ de 4,3 millones de euros por «haber alcanzado los objetivos de crédito».

Los gastos de personal aumentaron a 96,206 millones de euros (+4,4%) y la entidad contaba con una plantilla media de 2.358 empleados a finales de junio, un 4,4% más que en el mismo periodo de 2020. Además, contaba con 168 oficinas en España.

Por otro lado, destaca la mejora en la valoración de la cartera de activos y pasivos financieros para negociar, compuesta por derivados, pasando de las pérdidas por valor de 7,8 millones de euros de 2020, a los beneficios de 1,4 millones de euros en 2021.

Por otro lado, ha experimentado un crecimiento de su balance en el periodo que va de diciembre 2020 a junio de 2021 de 203 millones de euros, un 1,1% más, hasta alcanzar los 18.528 millones de euros de activo.

La partida que más habría contribuido a dicho crecimiento habría sido la de los activos financieros a coste amortizado, que ha crecido en 584 millones de euros. El 67% de dicho incremento se corresponde con créditos a la clientela, principalmente en la división de GTB, mientras que el 33% restante son básicamente depósitos prestados a la casa matriz, según explica la entidad.

La cartera de derivados de negociación ha bajado en 176 millones de euros (44%) en el activo y 182 millones de euros en el pasivo (47%).

Por el lado del pasivo, la cartera a coste amortizado se ha incrementado en 389 millones de euros (2,3%), de los cuales 400 millones se corresponden con el incremento asociado al programa TLTRO III.

Las provisiones se han reducido en 9,2 millones de euros (10%), debido a litigios y gastos de reestructuración.