martes, 19 octubre 2021 19:33

Méndez aboga por las plataformas multientidad para ganar eficiencia

El director general de CECA, José María Méndez, ha abogado por hacer frente al reto de la rentabilidad mediante nuevas palancas como la colaboración con plataformas multientidad, que permiten a las entidades financieras externalizar las funciones que no son ‘core’.

Durante el XXVIII Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte, Sociedad de Tasación y ABC, el director general de CECA ha explicado que la banca tiene un problema de rentabilidad por los tipos negativos, que se ha visto incrementada por la llegada de nuevos entrantes y el coronavirus.

Para ello, las palancas a las que normalmente acuden las entidades son la reducción de la capacidad, la inversión en tecnología, la consolidación nacional y transfronteriza y los nuevos modelos de negocio.

Sin embargo, Méndez ha resaltado que en otros países se explota además la utilización de plataformas multientidad, que inciden en la estructura de costes y permiten a las entidades externalizar negocios que no son ‘core’.

«Esto, en Cecabank, lo vimos hace ocho años porque vimos bastantes ejemplos en el ámbito europeo. Nosotros apostamos por una plataforma en el ámbito de ‘security services’, que es la fórmula elíptica para hablar de compensación, liquidación, registro, custodia, depositaría, instituciones de inversión colectiva, fondos de inversión… y centralizar ahí los esfuerzos y el conocimiento mete eficiencia en el sistema en su conjunto y redunda en la rentabilidad», ha asegurado el director general de CECA.

En esta línea, Méndez ha destacado que Cecabank ha alcanzado recientemente un récord de 260.000 millones bajo custodia. «Custodiamos activos de fondos de inversión y de fondos de pensiones, pero también las carteras propias y de terceros de bancos y cajas de ahorros, cooperativas, corporates… y creo que esto es un mecanismo que debería extenderse en otros ámbitos para meter eficiencia en su conjunto», ha explicado.

MOROSIDAD Y FONDOS EUROPEOS

Por otro lado, el director general de CECA ha señalado que el sector bancario está llamado a jugar un papel preponderante en la recuperación, a través de la gestión de la morosidad y de los fondos de recuperación europeos.

En cuanto a la morosidad, Méndez ha apuntado que existe «una correlación absoluta» entre la tasa de desempleo y la morosidad, por lo que el comportamiento del primero será determinante para el del segundo.

Según ha recordado, el sector y la Administración Pública han puesto en marcha algunos amortiguadores para minimizar la destrucción del tejido productivo, entre las que se encuentra una línea específica de reestructuración de la deuda financiera para las empresas afectadas por el Covid-19.

«Tengo que decir que, por el momento, las solicitudes son muy pocas. En este momento, no hay procesos de reestructuración y esta es una magnífica noticia que hay que poner en valor, independientemente de que luego llegue más morosidad si el comportamiento del empleo no es el adecuado», ha señalado.

En cuanto a la gestión del plan de recuperación, el director general de CECA ha destacado que España sigue siendo el segundo país de la UE con mayor número de oficinas bancarias por habitante y que las sucursales son un canal de distribución para la gestión de estos fondos europeos y tienen experiencia en el análisis de riesgos.

«En un estado tan descentralizado como es España, las redes bancarias pueden dar un tratamiento homogéneo en la gestión de los fondos», ha asegurado.