sábado, 23 octubre 2021 19:00

El mundo cultural saluda la eliminación de aforos en Madrid

El mundo de la cultura ha saludado la eliminación de las restricciones establecidas por la pandemia del Covid-19 en cuanto a limitaciones de aforo con carácter general en este tipo de espectáculos aunque con dudas sobre lo que sucederá con los grandes eventos musicales con público de pie.

La nueva orden de la Comunidad de Madrid que entrará en vigor el próximo lunes, día 4, contempla la eliminación de aforos con carácter general en los sectores de actividad económica o social, tanto en interior como en exterior: en lugares de culto, bodas y funerales, hostelería, establecimientos comerciales, bibliotecas, museos, cines, teatros, equipamientos culturales, espectáculos recreativos y culturales o instalaciones deportivas.

Los detalles concretos se conocerán, no obstante, una vez que se publique la orden este sábado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM). Desde el sector de la música en vivo, uno de los más afectados por las consecuencias económicas de la pandemia de Covid-19, han trasladado sus dudas sobre la vuelta a la ‘normalidad’ en los grandes eventos musicales.

En declaraciones, el presidente de la Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo (ARTE), Francisco López, ha trasladado las dudas que todavía se mantienen sobre la situación en recintos que acogen macroconciertos con público en pie, que «han sido los que más duramente han resultado castigados» durante la pandemia.

En cualquier, ha saludado la «positiva» decisión de eliminar los aforos con carácter general, y no solo para el sector de la música «sino para la sociedad en general». Aunque la vuelta a los aforos previos a la pandemia no sea del todo posible, ha recalcado, «todos los pasos son bienvenidos y necesarios».

«Quedan una serie de interrogantes que no están claros» sobre cómo quedaran algunos aspectos de esa restricciones, ha señalado, sobre los que desde los afectados como las asociaciones de salas ya se está hablando con la Comunidad.

Por su parte, el director del WiZink Center, Manuel Saucedo, ha destacado que esta decisión permite «ver la luz al final del túnel» para el sector de la música en un momento en el que estaba costando ya «el día a día» de su supervivencia económica.

CASI EL 100 POR 100 DE AFORO

En declaraciones, el responsable de este espacio que acoge gran parte de los principales conciertos de la capital ha pedido esperar a conocer las medidas concretas que aprueba la Comunidad y espera que se llegue a una capacidad de 12.000 personas sentadas del aforo máximo de 17.400 que tiene el recinto.

Saucedo se ha felicitado en cualquier caso de la muestra de «confianza» en el sector de la música y los recintos y demuestra que la «mayoría de edad» de una industria musical que ha demostrado que la cultura es «segura».

En este sentido, ha recalcado que es el momento de apoyar al sector, con los promotores como mayores perjudicados, tras este «espaldarazo» de Ayuso que supone «oxígeno para el futuro». «Desde el anuncio de la presidenta ha sido un día intenso en llamadas de promotores pidiendo fechas, para reactivar los conciertos aplazados. El teléfono ha vuelto a sonar, ha sido una satisfacción enorme porque el sector de la música en vivo sin grandes aforos es imposible que sobreviva», ha resaltado.

Además, ha indicado que el WiZink Center continuará con el protocolo de seguridad y extremando las medidas de seguridad sanitaria como el uso de mascarillas, la sectorización del recinto o la renovación del aire. «Seguirán todas las medidas actuales salvo el aforo máximo», ha concreto Saucedo.

ALEGRÍA DE LOS TEATROS

En una línea similar se ha pronunciado el presidente de la Asociación de Productores y Teatros de Madrid (APTEM), Jesús Cimarro, se ha felicitado de la eliminación de los aforos tras una temporada de 2020 que supuso una bajada del 55% respecto al año precedente.

En declaraciones, Cimarro ha destacado que aunque no se espera que el sector de los teatros remonte plenamente hasta la temporada siguiente –tras un arranque este año «bastante mejor» que el precedente– la vuelta a la normalidad es motivo para «alegrarse y lo positivo es que las cifras de contagiados están muy bajas».

En esta línea, ha destacado que el sector cultural ha demostrado que es «seguro» y «no tiene sentido que haya restricciones» con el alto porcentaje de vacunación. «Lo que hace falta es precaución y sentido común», ha indicado.

En cualquier caso, ha subrayado que en los teatros se seguirá con el protocolo habitual de medidas sanitarias para evitar la propagación del virus como el uso de mascarillas o gel hidroalcohólico, las entradas y salidas escolonadas o la ventilación.