viernes, 22 octubre 2021 00:14

La campaña de vacunación en las residencias de Murcia alcanza un 97,1% entre usuarios

La campaña de vacunación en las residencias de la Región de Murcia ha alcanzado un 97,1% entre usuarios y un 96% entre trabajadores, según ha informado la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social.

En este sentido, la Consejería recuerda que puso en marcha el pasado mes de agosto una campaña para promover la vacunación frente a la COVID entre los trabajadores de residencias. La iniciativa ‘Yo me vacuno’ mostraba a trabajadores de estos centros socio sanitarios, con nombre propios, que ya han sido inmunizados, tratando de animar a los que aún no lo habían hecho en ese momento.

En la Región, más de un 96% de los profesionales que cuidan a diario a los más vulnerables en las residencias, personas mayores y personas con discapacidad, están ya vacunados. Según el director Gerente del IMAS, Raúl Nortes, «lanzamos la campaña de vacunación para aquellos trabajadores que no lo estaban».

«Una campaña que creímos y que creemos sigue siendo necesaria para sensibilizar a los trabajadores que no se han inoculado», según Nortes que, aun así, añade que hay personas que por sus especiales características o por tener patologías previas «no se pueden vacunar, tanto en el caso de usuarios como también en el de los trabajadores».

Del mismo modo que no pueden hacerlo quienes, apunta, «tras pasar el coronavirus han de esperar el tiempo establecido para la inoculación».

Por todo ello, la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, a través del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), coordinó con las residencias la realización de pruebas de antígenos a los trabajadores no vacunados todos los días, y dos veces por semana a los que sí han recibido ambas dosis.

También, siguiendo en todo momento las recomendaciones sanitarias vigentes, la Consejería somete a los test pertinentes a todos aquellos trabajadores de las residencias que se reincorporan de vacaciones o que han estado fuera de su lugar de trabajo más de 7 días.

Asimismo, la Consejería empezó la semana pasada con la administración de la tercera dosis a todos los residentes de la 116 residencias de la Región; proceso que se está llevando a cabo de forma «paulatina y progresiva».

Nortes insiste en que «la Región de Murcia fue la primera comunidad en vacunar a los usuarios de las residencias», un hecho que «ha mostrado en esta última ola la efectividad de la vacuna, y que fue posible gracias a la labor ejemplar que hay llevado a cabo siempre los trabajadores, a quienes en ningún momento hemos culpabilizado».

Con respecto a las acusaciones de falta de facultativos en algún centro en concreto, Nortes señala que «en la residencia Obispo Azagra de Murcia, lo que se ha producido es una situación de incapacidad temporal de las dos facultativas que tienen la plaza asignada en el centro. Al haber coincidido ambas en el tiempo, desde el IMAS se ha procedido a su reemplazo».

En primer lugar, ha aclarado que la médico de la residencia de Alhama de Murcia «iba tres veces a la semana por la tarde, y cuando ésta ha estado de vacaciones la ha sustituido la facultativa de la residencia de personas con discapacidad de Cieza». En estos momentos, recuerda que «está prestando el servicio nuevamente la profesional de Alhama, hasta que se reincorpore unas de las titulares, cubriéndose la otra baja por los cauces habituales a través de Función Pública».

Por su parte, la Gerencia del Instituto Murciano de Acción Social insiste en que «en ningún caso ha habido desatención a los usuarios».

En cuanto a los test de antígenos, Nortes insiste en que «es completamente falso que no se hagan test; se hacen todas las pruebas que según protocolos sanitarios se tienen que realizar y siguiendo siempre las recomendaciones que se hacen desde el Ministerio».

Ha añadido que «la Consejería de Salud es quien hace ese reparto estimativo y desde el IMAS cuando están próximos a su caducidad se redistribuye el excedente que pudiera haber entre los centros que tienen que realizar más pruebas por sus especiales características».

Por tanto, insiste el Gerente del IMAS, «si sobran algunos test de antígenos es porque no ha sido necesario su realización, porque no habido contagios ni contactos estrechos y la vacunación ha sido y está siendo efectiva y los protocolos han surtido efecto». Nortes desmiente así que exista escasez de test ya que, señala, «siempre se hacen previsiones para obtener los nuevos test antes de la caducidad de los lotes antiguos».

La Consejería de Política Social y el IMAS han asegurado que «velan por todos los usuarios de las 116 residencias de la Región garantizando que se vean cubiertas todas sus necesidades con todos los medios humanos de los que se dispone. Y siguiendo, de forma estricta, las recomendaciones sanitarias vigentes en cuanto al control y seguimiento de la pandemia».