jueves, 28 octubre 2021 08:43

García Egea pide al PP unir el centroderecha para llegar a 176 diputados

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha apelado este sábado a la unión para poder llegar al Palacio de la Moncloa y ha instado a trabajar en la reunificación del centroderecha para lograr los 176 diputados de la mayoría absoluta. Tras asegurar que ése es el «objetivo» y que no pueden «conformarse» con menos, ha proclamado que Pablo Casado es «un luchador» que ha «traído de vuelta» al PP.

Así se ha pronunciado en su intervención en la Convención Nacional del PP bajo el título ‘Sin partido no hay gobierno’ con el que ha puesto al auditorio en pie cuando ha aludido a la moción de censura en Murcia y la victoria de Isabel Díaz Ayuso en Madrid. Los más de 1.500 asistentes al auditorio de las Ciencias y las Artes se han puesto entonces en pie para aplaudir a la presidenta madrileña.

«Hay que unir para ganar, ganar para gobernar y gobernar para ofrecer un proyecto de futuro para los españoles», ha enfatizado García Egea, un mensaje interno en clave de partido después de varias semanas de tensión interna por el pulso abierto entre ‘Génova’ y Ayuso a raíz de postularse para presidir el PP de Madrid y pedir adelantar la celebración de ese congreso regional.

ELIGE LA CANCIÓN DE EUROPE AL SUBIR AL ESCENARIO

García Egea, que ha subido al escenario con la canción ‘The final countdown’ de Europe, ha proclamado que España «merece un presidente como Pablo Casado» que lidere «la victoria de lo que nos une como españoles».

«El triunfo de la reunificación de nuestros lazos comunes y nuestras ambiciones compartidas. La victoria de la unidad sobre la política de tierra quemada del sanchismo», ha aseverado, para presentar al PP como «un partido «fiable» que lidera la «revolución de las promesas cumplidas».

Ante un auditorio entregado, que le ha brindado numerosos aplausos, García Egea ha avisado que la estrategia de Pedro Sánchez y sus aliados es «conseguir un centroderecha dividido en tres» y por eso ha insistido en la importancia de «reunificar ese espacio político». «Así nació España Suma, una mano tendida para la reunificación de todo un espacio político complejo pero clave para el futuro del centro derecha», ha recordado.

VE A CASADO UN «CREADOR DE LÍDERES»

Además, ha señalado que «miles de afiliados confiaron en Pablo Casado en el momento más difícil» de la historia del PP, cuando el partido era cuarto en las encuestas en el año 2018. Según ha añadido, reconstruir el PP no fue una tarea «fácil» pero hoy sí pueden comprobar que «la estrategia ha sido la adecuada».

A renglón seguido, el secretario general del PP ha subrayado que Casado es «un luchador» y un «creador de líderes». «Eres el artífice de traer de vuelta al PP», ha proclamado, un mensaje con el que ha cosechado otro aplauso fuerte aplauso de los asistentes.

Su mensaje de unir para ganar ha sido el más repetido en su discurso. Así, ha insistido en que a partir de ahora el PP tiene una tarea «clave» por delante, que los 50 millones de españoles identifiquen al PP con sus valores. En su alocución se ha servido de un gráfico para visualizar que el objetivo del PP debe ser llegar a los 176 escaños de la mayoría absoluta. «No podemos conformarnos», ha resaltado.

LAS MOCIONES DE CENSURA, «UN ATAQUE A LOS GOBIERNOS DE LIBERTAD»

En su extensa intervención, García Egea ha señalado que la moción de censura de Murcia fue «un ataque a los gobiernos de libertad configurados para ser el contrapeso de las nefastas políticas de Sánchez». Y ha resaltado que el fracaso de esa moción en Murcia y la que se presentó poco después en Castilla y León demostró que a Pedro Sánchez «se le puede ganar».

Según el ‘número dos’ del PP, esas derrotas en Murcia y Castilla y León fueron la primera vuelta de las elecciones madrileñas, comenzaron a hacer crecer el apoyo al PP y culminaron con «una magnífica victoria en Madrid del PP».

García Egea ha lamentado la «injusta moción» de censura contra Rajoy en primavera de 2018, en un momento en el que los españoles no estaban preocupados por el precio de la luz, España era un país respetado en la escena internacional y tenía un gobierno austero «con pocos ministros que cumplían fielmente su labor».

A su entender, España «vive ahora las consecuencias» de la llegada a Moncloa de un Gobierno «sin un proyecto claro salvo el de sumar 176 diputado a cualquier precio» y que sólo se preocupa del «ejercicio del poder como fin en sí mismo».