sábado, 16 octubre 2021 14:38

BBVA apunta a la digitalización y la inclusión como los grandes desafíos de la educación financiera

BBVA ha identificado a la digitalización y la inclusión como los grandes desafíos de la educación financiera en su estudio ‘2021 EduFin Position Paper’, que destaca el papel de la educación financiera y sus desafíos para contribuir a una sociedad más sostenible en la fase de recuperación post-Covid.

La publicación del informe coincide con la celebración del Día de la Educación Financiera en España, que se celebra el 4 de octubre bajo el lema ‘Tus finanzas, también sostenibles’.

El documento ha sido elaborado por el Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA tras un proceso de reflexión y debate a raíz de la pregunta ‘¿Cómo puede contribuir la educación financiera a una recuperación sostenible e inclusiva?’.

El informe concluye que la inclusión y educación financiera, la digitalización, el desarrollo sostenible, la cooperación entre los actores implicados y la mejora de la salud financiera son los principales retos en materia de educación financiera.

Según recoge, la educación financiera puede ser una herramienta muy útil a la hora de construir una sociedad más resiliente, puesto que ayuda a las personas a adquirir la capacidad de utilizar los recursos y servicios financieros, cumplir con sus obligaciones financieras y reducir los efectos de los ‘shocks’ económicos, sobre todo cuando se trata de personas que sufren las consecuencias de la exclusión financiera.

Asimismo, el informe concluye que mejorar el nivel de educación financiera digital «puede resultar clave para reducir la brecha digital y mejorar el acceso a productos y servicios financieros digitales», mientras que contar con una buena salud financiera redunda tanto en las finanzas como en el bienestar social de los ciudadanos, por lo que «empoderar financieramente a la sociedad a través del conocimiento y el desarrollo de capacidades financieras puede ayudar a mejorar la salud financiera y lograr el bienestar financiero», ha asegurado BBVA.

El informe sostiene que impulsar el desarrollo sostenible se presenta como «una oportunidad sin precedentes», pues la educación financiera puede favorecer la adquisición del conocimiento necesario para integrar la sostenibilidad en las decisiones financieras de las personas, que pueden así ser parte del cambio a través del acceso a las finanzas sostenibles.

Por otro lado, el documento concluye que la cooperación de todas las partes interesadas es «imprescindible» para lograr una sociedad más sostenible e inclusiva.

Según afirma BBVA en su informe, la contribución del sector privado generalmente se reduce a la implementación de programas sin participación en el diseño o coordinación de las estrategias financieras nacionales cuando, además de aportar recursos económicos, «también puede contribuir con su experiencia, facilitando el acceso a los consumidores, diseñando productos digitales para todos los públicos y estando presente en los momentos más adecuados para el aprendizaje de sus clientes».

El posicionamiento en cada una de las áreas de acción propuestas fue sometido a un debate público en la cumbre global de educación financiera, EduFin Summit 2021, celebrada el pasado mes de may, que contó con la participación de los principales expertos internacionales en cada uno de estos ámbitos, contribuyendo a ampliar enfoques y aportar nuevas perspectivas a cada tema.

Según ha informado BBVA, el objetivo del ‘2021 EduFin Position Paper’ no es dar soluciones concluyentes a los retos que se presentan en el sector, sino «señalar las áreas de acción clave para los próximos años y ofrecer recomendaciones básicas para los actores que deseen involucrarse en el campo de la educación financiera, tanto en ámbitos públicos como privados».

Por ello, el banco espera que el contenido del documento contribuya a proporcionar un punto de referencia a los responsables de definir y desarrollar programas e iniciativas públicas, privadas y colaborativas de educación financiera, promover la colaboración entre actores implicados, plantear temas para la investigación y su implementación e inspirar nuevos debates en torno a los desafíos que tiene la educación financiera por delante y su potencial para contribuir a una sociedad más inclusiva, resiliente y sostenible.

En sus cuatro años de vida, el Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA ha recopilado y publicado en su web más de 550 informes, artículos y buenas prácticas y más de 64.000 usuarios únicos han accedido a sus contenidos digitales.

Además, ha puesto en marcha diversas iniciativas y programas de BBVA en todas las geografías donde BBVA está presente, con la colaboración de más de 100 organizaciones nacionales e internacionales.

Todo ello ratifica, según BBVA, la educación financiera como una de las palancas fundamentales en la Política de Responsabilidad Social Corporativa del grupo, con más de 91 millones de euros invertidos en programas que han alcanzado a más de 29 millones de personas desde 2008.