sábado, 23 octubre 2021 16:52

La defensa de Puigdemont mantiene que el Supremo no es «competente» para emitir la euroorden

La defensa del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha insistido este lunes en que el Tribunal Supremo (TS) no es «competente» para emitir la euroorden para entregarlo a España.

«Desde el primer día, en noviembre de 2017, planteamos que había un problema de competencia y el Supremo ha ido cambiando las razones para otorgarse ellos mimos la competencia en función del desarrollo de los acontecimientos», ha dicho el abogado Gonzalo Boye en rueda de prensa en l’Alguer (Italia), junto a Puigdemont y su abogado italiano, Agostinangelo Marras.

Después de que el Tribunal de Apelación de Sassari (Italia) ha suspendido la orden europea de detención a la espera de que los tribunales europeos se pronuncien sobre su inmunidad y la pregunta prejudicial del juez del Supremo Pablo Llarena, Boye ha valorado que «una y otra cosa han de resolverse con carácter previo para saber si quien emite la orden de detención siquiera es competente para hacerlo», y ha explicado que por eso no se ha entrado al fondo del asunto este lunes.

«Llegaremos siempre al mismo lugar: la euroorden es inviable, sea en Bélgica o en Italia», y ha dicho que sería inviable e inaceptable que hubiera dos procedimientos de euroorden para entregar a la misma persona.

Boye ha calificado la decisión del tribunal este lunes como «una síntesis del trabajo que se viene realizando hace 4 años» en su línea de defensa, y ha dicho que demuestra la diferencia entre Estados a la hora de aplicar la normativa europea.

Por su parte, Marras ha señalado que la presencia de Puigdemont este lunes en el tribunal era optativa y el procedimiento podría haber continuado aunque él no asistiera, y ha explicado que antes de poder retomar el proceso en Sassari tendrá que resolverse completamente sobre inmunidad de Puigdemont (en el TGUE) y la cuestión prejudicial sobre la euroorden en el TJUE.

COMÍN Y PONSATÍ

Este mismo lunes, el juez que instruye la causa del 1-O en el Supremo, Pablo Llarena, ha comunicado al Tribunal de Apelación de Sassari que las órdenes de detención contra los exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí siguen en vigor, y Boye ha reprochado que lo han conocido mientras estaban en la vista y «por lo mismo que la Fiscalía estaba diciendo que no» a entregar a Puigdemont.

Respecto a Vox, que por ser acusación popular en el Supremo quiere personarse en la causa en el tribunal italiano, Boye ha explicado que tanto el equipo jurídico de Puigdemont como la Fiscalía se han posicionado en contra «por falta de legitimación».