jueves, 21 octubre 2021 20:48

La Fundació Dalí expone los grabados sobre ‘La Divina Comedia’ del artista

el corte ingles

La Fundació Gala-Salvador Dalí y el Istituto Italiano di Cultura inaugurarán este viernes en el Teatre-Museu Dalí de Figueres (Girona) un proyecto de exposición alrededor de las ilustraciones que Salvador Dalí hizo de ‘La Divina Comedia’ de Dante Alighieri.

‘La Divina Comèdia de Dante Alighieri il·lustrada per Salvador Dalí’, presentada este martes en rueda de prensa en Barcelona, incluye una serie de 100 grabados en relieve con trama xilográfica pertenecientes a la Fundació Dalí, así como siete dibujos originales, un de ellos inédito, y tres libros y un folleto que añaden contexto a la muestra.

Los grabados de Dalí fueron un encargo del Gobierno italiano a Dalí en 1949 para conmemorar los 700 años del nacimiento de Dante y este mismo año se celebran los 700 años de la muerte del poeta florentino, por lo que para la comisaria de la exposición y especialista en la obra gráfica de Dalí, Juliette Murphy, «se cierra un ciclo».

Sobre las características de la obra, la comisaria ha subrayado que Dalí se identifica profundamente con Dante: «El purgatorio aparece como una mezcla de su pasado y su actualidad, mientras que se ve muy claro cómo relaciona el paraíso de manera cercana con su obra pictórica más mística», ha concretado Murphy.

DANTE Y DALÍ

El presidente de la Fundació Dalí, Jordi Mercader, ha destacado la conexión de Dante con la personalidad de Dalí, pues a su parecer, ambos incorporan el conocimiento global de la sociedad donde viven, un hecho que por una parte satura la obra de Dante y que, a la vez, anticipa un rasgo muy parecido de la época de Dalí.

Otro rasgo que les asimila según Mercader es que ambos artistas profesan su amor a una mujer: «Dante sentía por Beatriz lo que Dalí por Gala».

El artista de Figueres tenía una copia de ‘La Divina Comedia’ en una versión francesa con anotaciones a lápiz y describe esta obra como la cumbre de la literatura italiana: «Dalí la utilizaba para guiar su trabajo», ha detallado la especialista en su obra gráfica.

Ha añadido que además, el pintor trataba de responder a la voluntad del poeta y formar parte de una cadena de transmisión del conocimiento de la que Dante formaba parte y así mismo lo quería hacer Salvador Dalí.