martes, 26 octubre 2021 13:05

Los Legionarios de Cristo aseguran «cumplir con todas las leyes»

el corte ingles

La congregación de los Legionarios de Cristo ha asegurado, tras su aparición en los llamados ‘Papeles de Pandora’, que administra sus recursos «cumpliendo con todas las leyes en cada país donde tiene presencia, y la legislación canónica».

Así se han pronunciado después de que este martes la congregación apareciera en los llamados ‘Papeles de Pandora’. Según publica El País, «sacerdotes y empresarios cercanos a la institución crearon entre 2010 y 2011 un intrincado esquema que en pocos años acumuló más de 295 millones de dólares (254 millones de euros) en activos con inversiones en sectores como el inmobiliario, el tecnológico o el petrolero».

Por su parte, la congregación de los Legionarios de Cristo ha precisado que en 2011, un sacerdote legionario y otros miembros de su familia establecieron dos fideicomisos irrevocables en Nueva Zelanda con bienes de su patrimonio familiar que «son independientes de la Congregación».

«Estos dos fideicomisos son independientes de nuestra Congregación. La Congregación nunca ha controlado ni sus fondos, ni sus términos, ni sus operaciones, ni sus inversiones, ni determina en modo alguno el destino de sus fondos. Por tanto, es importante distinguir debidamente entre la Congregación y estos dos fideicomisos que no fueron creados ni son controlados por la Congregación», ha subrayado la congregación en un comunicado.

Por otro lado, sobre el Retirement and Medical Charitable Trust (RMCT), la congregación explica que es un fideicomiso que crearon en Nueva Zelanda en 2010 «para recibir y distribuir donativos específicamente destinados a cubrir gastos en favor de sacerdotes y personas consagradas ancianos y enfermos o a otros fines religiosos, caritativos y educativos».

En todo caso, puntualiza que «este fideicomiso no conserva patrimonio y carece de activos más allá de lo que se requiere para cubrir gastos relacionados con su operación», y añade que «todos los donativos obtenidos por el fideicomiso ya fueron destinados según las finalidades establecidas». También apunta que «el fideicomiso nunca se ha usado para invertir fondos de la congregación».

Según señala la congregación, «a lo largo de los últimos años, el fideicomiso RMCT ha hecho peticiones de donativos a los dos fideicomisos creados por el sacerdote y su familia, y los fideicomisos han decidido por su propia cuenta si otorgan o no el apoyo solicitado». Los donativos recibidos, según precisa, ya fueron destinados según la finalidad establecida.

Además, añade que, en algunos casos, instituciones relacionadas con los Legionarios de Cristo han pedido préstamos a los dos fideicomisos creados por este sacerdote y su familia «para financiar proyectos».

Asimismo, indica que la congregación «está pagando a los dos fideicomisos la devolución de préstamos que recibió de este sacerdote tiempo antes de que él y su familia crearan los fideicomisos» porque «este sacerdote solicitó a la congregación que la devolución de los préstamos se pagara a los fideicomisos creados por él y su familia».

Finalmente, los Legionarios de Cristo afirman que el informe de la Comisión creada del año 2010 al 2014 para el estudio y revisión de la gestión económica y la situación financiera de la congregación, «subrayó que no se encontraron malversaciones de dinero u otras irregularidades en los ejercicios fiscales revisados».