domingo, 24 octubre 2021 18:47

Sindicatos exigen la mejora de las condiciones laborales de los profesores

el corte ingles

Sindicatos como STES-i, ANPE, CSIF y FSIE exigen la mejora de las condiciones laborales de los profesores en el Día Mundial del Docente, que se celebra este martes 5 de octubre.

Desde STES-i, este año dedican esta efeméride a «honrar al gran número de víctimas que la pandemia se ha cobrado entre el profesorado de todo el mundo», incluida España, donde además, este sindicato denuncia que ha habido «silencio oficial», cuando este colectivo realizó un «ejercicio de esfuerzo, superación y valentía, pagando un alto precio en forma de contagios –se contabilizaron más de 25.000 positivos por COVID de docentes en los nueve meses de curso–, enfermedades y fallecimientos», según el sindicato.

«Es el momento de agradecer el esfuerzo realizado y de que el Ministerio de Educación y las Consejerías y Departamentos de Educación de las diferentes autonomías den ese paso en favor de la enseñanza y de sus educadores que, a menudo utilizan como reclamo político, y que se traduzca, de una vez por todas, en hechos concretos», pide STES-i.

Estas demandas son: la bajada de ratios; la reducción del horario lectivo hasta un máximo de 23 horas en Infantil y Primaria y 18 en Secundaria y resto de enseñanzas; el reconocimiento al conjunto del profesorado que imparte FP, incluyendo a todos sus integrantes en un solo cuerpo con nivel A1; mejoras salariales que ayuden a compensar la pérdida de poder adquisitivo sufrida entre los años 2010 y 2018; y estabilidad de todo el profesorado y continuidad en los contratos, de manera que estos abarquen, en todos los casos, el año completo (desde el 1 de septiembre a 31 de agosto).

«El profesorado no puede seguir estando sobrecargado de trabajo, infravalorado y mal remunerado. Para una mejor reconstrucción del mundo es preciso apoyar al profesorado y empoderarlo para que lidere la recuperación de la educación. Aprovecharemos esta oportunidad para solicitar a los Gobiernos que inviertan en el profesorado y que trabajen para mejorar su situación y sus condiciones laborales», proclama STES-i.

También desde ANPE piden abordar la situación profesional del profesorado y, en este año también, han querido agradecer a los docentes su «dedicación y esfuerzo» ante los nuevos retos ocasionados por el Covid-19.

Con motivo del Día Mundial del Docente, ANPE considera necesario que, «de una vez por todas», los responsables políticos aborden el futuro de la profesión docente, sentando unas bases legislativas que la regulen claramente, desde la formación inicial hasta la jubilación.

Para este sindicato, «preocupa» cómo se van a articular la incorporación al sistema de acceso a la función docente de los conocimientos, habilidades y actitudes relativos a la educación para el desarrollo sostenible y la ciudadanía mundial, así como la cualificación del personal docente en las metas de la Agenda 2030, cuestiones contempladas en la reciente Ley educativa.

Este reto de adaptación se enfrenta a la dificultad añadida del envejecimiento de las plantillas: un tercio de los docentes de Primaria tiene más de 50 años, proporción que se eleva en los niveles de Secundaria, lo que provocará una «potencial avalancha de jubilaciones para la próxima década que requerirá amplias ofertas de empleo que permitan el relevo generacional que el sistema necesita».

Para ello, ANPE insta a «potenciar la actividad docente como una alternativa laboral atractiva y de prestigio» para los jóvenes, mediante el diseño de una «carrera profesional motivadora» y del «establecimiento de unas retribuciones adecuadas a las exigencias académicas del puesto que desempeñen», pues la figura del docente es la «piedra angular del sistema educativo».

PACTO POR LA EDUCACIÓN Y LEY DE LA PROFESIÓN DOCENTE

En esta misma línea sea ha pronunciado CSIF, que también considera al docente la «piedra angular» del sistema educativo, así como que enseñar se ha convertido en «todo un reto».

Así, para CSIF, la función del profesorado debe «prestigiarse», comenzando por el reconocimiento de «óptimas condiciones laborales». «Siempre es buen momento para reconocer la labor docente, pero nunca estuvo tan clara esa necesidad como ahora. Es tiempo de dar el lugar que se merecen a tantos y tantos docentes que siguen paliando con su entrega y profesionalidad las carencias y torpezas de quienes nos dirigen», señala el sindicato, que también reclama un Pacto por la Educación.

Entre las reivindicaciones de CSIF, destacan que haya personal sanitario en los centros educativos mediante la figura del personal de enfermería escolar y una mayor dotación de recursosmateriales y, sobre todo, personales basados en el aumento de plantillas y la reducción de ratios, entre otros.

Mientras, la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE), reclama la promulgación de una Ley de la Profesión Docente que regule la profesión docente para todos los profesionales de la enseñanza, que establezca los parámetros de una formación inicial de calidad, adecuada a las necesidades reales de los docentes, y que refleje la importancia de la formación permanente y la carrera profesional.

Según este sindicato, la nueva ley vendría a «dignificar» la profesión docente y a recuperar la autoridad y reconocimiento de la misma para todo el profesorado con independencia del tipo de centro en el que desarrollen su trabajo.