sábado, 23 octubre 2021 19:12

Toni Cantó comparece en la Asamblea de Madrid para explicar los objetivos de la Oficina del Español

el corte ingles

El director de la Oficina del Español, Toni Cantó, comparecerá este miércoles en la Comisión de Cultura de la Asamblea de Madrid, a petición del PSOE, con el objetivo de explicar las líneas estratégicas yobjetivos de la Oficina del Español que dirige.

El Gobierno regional quiere con esta Oficina promocionar el idioma, tanto dentro como fuera de España, reforzar su prestigio y velar por su futuro en el mundo digital del siglo XXI.

Para ello, el departamento dirigido por Toni Cantó ha desarrollado cuatro estrategias basadas en el diálogo con instituciones para impulsar las oportunidades económicas del español, la colaboración activa con las entidades que trabajan por el español en la Comunidad, sinergias con entidades culturales internacionales y la gestión de estudios y encuentros con expertos del sector y líderes de opinión.

Entre los primeros pasos, fruto de las gestiones durante los dos primeros meses, destaca la puesta en marcha de un festival de cultura latina, ‘Hispanidad’, coincidiendo con la Festividad del 12 de Octubre; la firma de varios convenios con instituciones de distinta índole (como la RAE o el COAM); así como la creación de una línea de financiación para atraer proyectos culturales de Hispanoamérica.

La primera acción de este departamento es ‘Hispanidad’, el festival de cultura hispana que nace con carácter anual y que, en esta ocasión, se desarrollará hasta el 12 de octubre con un programa de cerca de 80 actividades, con 17 conciertos, conferencias, exposiciones y la participación de más de 250 artistas.

En estos momentos la Oficina del Español está trabajando en tres convenios, que serán rubricados próximamente. Uno con la Real Academia Española, con el objetivo de seguir difundiendo el español y mejorar la formación tanto de los alumnos que llegan a la Comunidad para aprender el idioma, como de los profesores de español.

La Oficina del Español creará líneas de financiación de proyectos culturales de Hispanoamérica. Se trata de que creadores y productores de todo el continente encuentren en la Comunidad de Madrid «la financiación necesaria para llevar adelante sus proyectos y radicar aquí parte de su negocio».

Madrid busca consolidarse como «puerta de entrada» en Europa de la creación cultural de América Latina, con el idioma como nexo económico y cultural, al tiempo que quiere aumentar su papel como centro de producción audiovisual para estos profesionales.

LA OPOSICIÓN CRITICA EL «CHIRINGUITO» DE CANTÓ

El Grupo Parlamentario de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid ha registrado una Proposición No de Ley (PNL) para que se suprima la Oficina del Español dirigida por Toni Cantó y se destinen los recursos empleados en ella a políticas sociales. Para la formación morada, se trata de «un chiringuito creado ad hoc para garantizar un puesto al señor Toni Cantó al quedarse fuera de la lista electoral».

PSOE también han criticado que la Comunidad se dedique a crear «chiringuitos para amiguetes» y Más Madrid ha ironizado con que se puede llamar «la oficina de la jeta» que deja ver la «cara B del PP una vez que ganan las elecciones». «A Ayuso se le está poniendo cara de Esperanza Aguirre y a Toni Cantó de Santiago Abascal», ha declarado.

La portavoz de Vox, Rocío Monasterio, ha avanzado que en la comisión de este miércoles querrán conocer cuál ha sido el trabajo de Cantó durante estos meses y saber cuáles son las políticas que está llevando a cabo su Gobierno en esta materia. Después de ello, harán una valoración de si está justificado su nuevo puesto o se trata de «un chiringuito».

Por último, el portavoz del PP, Alfonso Serrano, ha defendido que quizá la izquierda quiera que se nombre a alguien «sectario» y no alguien con «la mayor de las cualificaciones para este puesto».

Ya Toni Cantó se defendió ante las criticas de los grupos de la oposición, diciendo que esta oficina no es «un chiringuito» como acusa con «virulencia la izquierda», de quien señaló que no le sorprendían sus ataques al no gustarles nada «lo que tiene que ver con el español».