lunes, 18 octubre 2021 15:54

Belarra destaca que Díaz sale reforzada de la negociación de los PGE y vivienda

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha asegurado que la negociación presupuestaria refuerza la posición de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y revela junto a la Ley de Vivienda que Unidas Podemos está en «plena forma» tras la salida del exlíder del espacio político Pablo Iglesias.

Y es que ha reafirmado que con el pacto en las futuras cuentas públicas ponen el camino para desplegar una agenda social «ambiciosa» y «suponen encarrilar la legislatura», dado que ya advirtió que el Ejecutivo se jugaba la reelección con las medidas que desplegara para estar a la «altura de las expectativas» de la ciudadanía. Sin embargo, ha precisado que no se conforma con ello y se esforzará al máximo para que haya Presupuestos Generales del Estado en cada ejercicio.

También ha subrayado que estudiará en detalle la «letra pequeña» del ‘bono vivienda’ para jóvenes de 250 euros mensuales que desveló ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y admitió que en principio le generó preocupación dicho anuncio por sus similitudes con la renta básica de emancipación que desplegó en 2007 José Luis Rodríguez Zapatero.

«La clave es que las medidas sean complementarias. Es decir, me parece la mejor de las noticias poder dar una ayuda a la gente joven pero lo que ocurrió en el pasado es que si das una ayuda sin regulación, lo que hacen los arrendadores es subir los precios del alquiler no solo a los jóvenes sino al conjunto de la población, lo que no es una buena noticia en una burbuja como el alquiler donde se dedican el 40% de los ingresos», ha disertado en declaraciones a RNE recogidas por Europa Europa Press.

No obstante, ha precisado que si esta medida va a acompañada de la regulación de precios, de la congelación (que aplicarán pequeños propietarios) y de las bajadas de los grandes tenedores, desde luego será «maravillosa» para que la gente joven se pueda emancipar. «No hay ninguna medida estrella en la ley de vivienda, todas son complementarias y necesarias para avanzar en la garantía del derecho a la vivienda», ha ahondado para admitir que esta ayuda es una propuesta concebida por la parte socialista de la coalición.

También ha desgranado que la futura normativa de vivienda es «respetuosa» con el marco competencial de las comunidades autónomas y han ido «hasta el máximo de las posibilidades» para desplegar medidas que se apliquen en todas las comunidades autónomas, como es el caso de la reserva del 30% para vivienda protegida en las nuevas promociones, dedicándose la mitad de ese volumen a alquiler social.

BELARRA ADVIERTE A MADRID: TENDRÁ QUE RESPONDER ANTE LOS CIUDADANOS

De esta forma, se conseguirá prohibir casos como la enajenación de vivienda protegida cambiando su régimen, como se ha visto en el pasado en la Comunidad de Madrid con la venta de pisos a fondos buitre. «Eso no va a volver a hacer en España», ha sentenciado la ministra.

En esta línea, ha avisado al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que tendrá que responder ante sus ciudadanos en las elecciones si decide no aplicar las iniciativas de la ley, como el recargo del IBI del 150% a la vivienda vacía.

«Los vecinos de Madrid se preguntarán por qué en Valencia se declaran zonas de mercado tensionados y los precios bajan y en Madrid, supuesta tierra de la libertad, no existe libertad para llegar a fin de mes porque tienes que pagar 800, 9000 o 1.000 euros al mes», ha advertido Belarra.

LA LEY CORRIGE UNA «ANOMALÍA DEMOCRÁTICA»

Y es que la también líder de Unidas Podemos ha proclamado que la futura ley de vivienda viene a corregir una «anomalía democrática», que es la falta de regulación sobre el mercado inmobiliario del alquiler, para acercarse a las experiencias ya desplegadas en otros muchos países del ámbito europeo.

Al hilo, ha indicado que el acuerdo sellado supone el «final del camino» en una larga negociación con el PSOE, al quedar cerrado la «letra pequeña» de la futura ley de vivienda «garantista» con su socio, dado que es consciente de que «el diablo está en los pequeños detalles»

Por tanto, Belarra ha proclamado que se va a dejar la piel para que su despliegue sea un éxito, al destacar también que la normativa, pese a que los grandes fondos de inversión pongan el «grito en el cielo», piensa en los inquilinos y en los pequeños propietarios, pidiendo a su vez un esfuerzo a los grandes tenedores a quienes están haciendo negocio millonario con un derechos fundamental, a los que se quitan privilegios fiscales precisamente para que los arrendatarios pequeños puedan tener incentivos fiscales para bajar los precios.

A su vez, ha aclarado que pronto adelantarán la fórmula para declarar zona de mercado tensionados en esta normativa, para lo cual se emplearán datos fiables y habrá un registro público sobre los que se construirán los mecanismos.