martes, 26 octubre 2021 05:35

Llegan a Puerto Naos las desaladoras portátiles para garantizar el riego en las fincas

El operativo organizado por la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Aguas, para trasladar las desaladoras portátiles que llegaron en la noche del martes al Puerto de Santa Cruz de La Palma hasta su lugar de instalación, en Puerto Naos, ha transcurrido sin contratiempos.

A las 8.30 horas de este miércoles salía del puerto capitalino el convoy formado por cuatro camiones con tracción cuatro por cuatro y una grúa especial para realizar la descarga de la mercancía y tras recorrer unos 47 kilómetros, a las 11.50 horas llegó a su destino.

En el traslado de la mercancía ha participado un equipo de 10 personas, un dispositivo de limpieza para acondicionar los viales, permitir aprovechar las cunetas y evitar derrapes, y una escolta policial.

Además, el departamento de Agua del ITC que encabeza Baltasar Peñate participa en el equipo de trabajo coordinado por la Dirección General de Aguas para dar respuesta técnica a las necesidades detectadas en el abastecimiento de agua para el riego de las zonas agrícolas afectadas, aportando toda la experiencia y conocimientos de este centro tecnológico canario como asesor especializado en la producción de agua desalada en zonas aisladas y en el desarrollo de soluciones hidráulicas a medida.

El consejero regional de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, ha destacado en una nota la participación y compromiso de administraciones y empresas, «un trabajo de coordinación que hará posible poner estas desaladoras en marcha en un tiempo récord de menos de dos semanas para abastecer a los agricultores afectados de agua de riego que les permita mantener sus plantaciones hasta que consigamos, a través de diferentes medidas en las que ya se trabaja también, restablecer el abastecimiento desde otras zonas de la isla».

Desde que se produjo la erupción del volcán en La Palma, la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, el Consejo Insular de Aguas de La Palma y el Ministerio para la Transición Ecológica han trabajado en soluciones de emergencia para garantizar el riego de mantenimiento de las plantaciones de plátano afectadas a consecuencia de las pérdidas provocadas en la red de distribución y riego.

Por su parte, el Ministerio para la Transición Ecológica ha confirmado el flete de un buque cisterna, que permitirá aumentar de forma sustancial el caudal de agua para riego y que se prevé que pueda llegar a la isla la próxima semana.

Estas son dos de las primeras medidas de urgencia que se implementarán y que se verán complementadas con nuevas acciones que se concretarán en los próximos días, entre ellas, el traslado de agua de riego y abastecimiento desde otras zonas de la isla hasta las áreas afectadas, así como el cierre del anillo insular.

Las desaladoras tienen una capacidad para aportar unos 2.800 metros cúbicos de agua cada una y el objetivo del Gobierno es que entren en servicio a finales de la próxima semana.