miércoles, 27 octubre 2021 17:29

Las acusaciones mantienen sus peticiones de 6 y 8 años de cárcel para un ex entrenador de Basauri

Fiscalía y acusación particular mantienen sus peticiones de seis y ocho años de cárcel, respectivamente, para un ex entrenador de fútbol de Basauri al considerar que, durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Bizkaia, han quedado probados los supuestos abusos continuados a un menor durante cuatro años.

Por su parte, la defensa del acusado solicita la libre absolución del procesado, que este pasado miércoles, en la primera sesión de la vista oral, negó los acusaciones que se le imputan. El juicio ha quedado hoy visto para sentencia después de que las partes hayan elevado a definitivas sus calificaciones provisionales.

Las acusaciones creen que las pruebas periciales acreditan «la credibilidad» del testimonio de la víctima, que ahora tiene 15 años, y que denunció que los abusos sexuales se prolongaron desde que tenía ocho años hasta los doce. El menor no declaró este pasado miércoles en sede judicial, sino que en la vista oral se reprodujo la grabación de su declaración ante la autoridad judicial durante la instrucción de la causa.

Los psicólogos que declararon en la primera sesión del juicio consideraron «válido» el relato del chaval, que ofrecía muchos «detalles» de los episodios de presuntos abusos a los que fue sometido por su entonces entrenador.

También ayer testificaron cuatro de los seis denunciantes cuyas demandas fueron archivadas al haber prescrito, entre ellos Pepe Godoy, el vecino de Basauri que destapó el caso con su denuncia.

La Fiscalía y el abogado de la víctima cree que todo ello «acredita» la culpabilidad del encausado, de 62 años de edad. Por ello, han reclamado seis y ocho años de prisión para él, respectivamente, inhabilitación para cualquier profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores de edad durante 10 años, la prohibición de aproximarse a la víctima y a su madre a una distancia menor de 600 metros durante ocho años, y libertad vigilada durante otros tantos años.

También han solicitado que el procesado se someta a un programa de educación sexual. La acusación particular ha pedido 85.000 euros de responsabilidad civil, mientras que el ministerio público ha solicitado 15.000 euros.

DEFENSA DEL ACUSADO

Sin embargo, el letrado del ex entrenador de fútbol ha pedido su absolución al considerar que no ha cometido los delitos que se le atribuyen. Entre otros argumentos, ha recordado que el menor negó en 2027 haber sido víctima de abusos sexuales, que denunció posteriormente en marzo de 2019, tras interponer denuncias otras presuntas víctimas.

Para el abogado del procesado, el testimonio del chaval ha estado condicionado por los relatos que estas personas y ha recordado que esos supuestos hechos estaban prescritos, por lo que no debían tenerse en cuenta. Además, ha destacado que el menor denunció al acusado, una vez que este demandara a sus padres por utilizar su tarjeta de crédito para realizar unos pagos, sin su consentimiento.