jueves, 21 octubre 2021 19:51

Belarra reivindica el «empuje» para lograr el tipo del 15% a grandes empresas

el corte ingles

La líder de Podemos, Ione Belarra, ha reivindicado que el «empuje» de su espacio político ha logrado la Ley de Vivienda que proteja a la ciudadanía frente a los «fondos buitre» y el impuesto del 15% para grandes empresas, pese a que aspiraban a aplicarlo sobre sus «beneficios reales» y no en la base imponible, dado que en verano el PSOE se cerraba «rotundamente» a abordar la reforma fiscal.

Eso sí, ha admitido que para llegar a esos consensos con su socio mayoritario en el Ejecutivo «lamentablemente» han tenido que «renunciar» a objetivos importantes de momento, como la prestación universal por crianza, reducir el IVA a las peluquerías, la eliminación de las tasas moradas, al desbloqueo inmediato de la ‘ley mordaza’ o extender los permisos de maternidad y paternidad a seis meses.

Por tanto, ese freno a sus medidas debes hacerles reflexionar y asumir que la nación avanzaría «mucho más rápido» si Unidas Podemos fuese la fuerza mayoritaria del Gobierno.

Así lo ha destallado durante su intervención en la apertura de la ‘universidad de otoño’ de Podemos, el foro de debate organizado para relanzar el proyecto político de la formación morada, flanqueada por la ministra de Igualdad, Irene Montero, la coportavoz estatal del partido, Isa Serra, su secretaria de Organización, Lilith Verstrynge, el politólogo y cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, y el alcalde de Rivas, Pedro del Cura.

La ministra de Derechos Sociales ha señalado que las futuras cuentas públicas «permiten comenzar a caminar en la dirección correcta para reconstrucción justa, verde y feminista que necesita España», el único camino posible para que el Ejecutivo pueda revalidar su mandato.

LEY DE VIVIENDA FRENTE A LA ESPECULACIÓN

Tras meses de negociación en el seno de la coalición, ha reivindicado que Unidas Podemos ha logrado conseguir avances importantes que hasta hace un tiempo parecían «impensables». Sobre todo ha citado la Ley de Vivienda, cuyas negociaciones con el PSOE ha comandado, para poder proteger el derecho a la vivienda de la ciudadanía «frente a la especulación de los fondos de inversión y los grandes propietarios».

«Una ley que regulará los alquileres abusivos que impiden a nuestra juventud emanciparse y asfixian a las familias y que protegerá frente a los desahucios», ha defendido para después especificar que los presupuestos no se agotan en esta legislatura y ensalzar el «empuje» de su espacio político para «lograr convencer» al PSOE de establecer un impuesto mínimo del 15% a grandes empresas y que éstas puedan «corresponsabilizarse» en la reconstrucción del país.

En este sentido, ha admitido que a Unidas Podemos le hubiera gustado que ese 15% se estableciera sobre los beneficios «reales» de las empresas y no sobre la base imponible, dado que ese formato reduce los ingresos del Estado. Y es que en otras ocasiones ha estimado que fijar el tipo sobre esas ganancias reales podría aportar entre 3.000 y 8.000 millones a las arcas públicas.

No obstante, ha especificado que el balance es positivo dado que este verano el PSOE «se cerraba completamente a abordar la reforma fiscal que permita fijar un suelo de ingresos», pese a que era un consenso internacional.

PESE A LAS RESISTENCIAS AVANZAN

«Pese a eso avanzamos. Es fundamental ese avance», ha proclamado Belarra ante sus correligionarios al glosar otros logros, como la inversión histórica de 600 millones extra para dependencia, una ampliación de la financiación para la lucha contra la violencia machista, la extensión de las escuelas infantiles de 0 a 3 años, aumentar la subida de las pensiones mínimas y no contributivas, reforzar la salud bucodental en la sanidad pública y la ampliación de las tasas de reposición para incorporar trabajadores públicos que refuercen sanidad o educación.

Y en este sentido, la secretaria general de Podemos ha llamado a usar toda su fuerza militante y parlamentaria para seguir propiciando esos avances sociales comprometidos con la ciudadanía, sobre todo para gestar una alternativa al neoliberalismo que pone en peligro la vida y el planeta.