sábado, 23 octubre 2021 16:25

El PSOE pide al PP que escuche a los jóvenes obligados a compartir piso antes de oponerse a la Ley de Vivienda

El portavoz adjunto del PSOE en el Congreso, Felipe Sicilia, ha pedido a los alcaldes del PP que han anunciado que no aplicarán la Ley de Vivienda impulsada por el Gobierno que escuchen a los jóvenes de sus ciudades que están obligados a vivir en un piso compartido porque el precio del alquiler no les permite tener un proyecto de vida.

«Que escuchen como al terminar de trabajar en un restaurante de comida rápida se tienen que ir a vivir a un piso compartido», ha indicado Sicilia. «Salieron de un piso compartido con sus padres a un piso compartido con amigos, ¿qué proyecto de vida pueden hacer?» ha lamentado.

En declaraciones a TVE, Sicilia ha lamentado que el PP se oponga a una ley que lo que hace es dar incentivos fiscales a quienes ponen pisos a disposición del alquiler y ayudas a los jóvenes que tienen salarios bajos que «el PP no quiere subir».

En esa misma línea, Sicilia ha criticado que el salario de los jóvenes no llega para pagar el alquiler y por eso se plantea un bono de hasta 250 euros para poder hacer frente a un proyecto vital y una vida emancipada. «Eso es la Ley de Vivienda y a lo que el PP está diciendo que no», ha criticado.

A este respecto ha indicado que desde el PP se oponen a la medida porque no han tenido «problemas de vivienda». «Solo hay que ver la sede del PP, jamás tuvieron problemas en cómo pagarla» ha apuntado irónicamente, al contrario que muchos españoles que «sí tienen problemas en pagar el alquiler», ha terminado.

LAS COMUNIDADES PUEDEN SOLICITAR LA DECLARACIÓN DE ZONAS TENSIONDAS

Este martes PSOE y Podemos alcanzaron un acuerdo para el anteproyecto de Ley de Vivienda para, entre otras cosas, regular el precio del alquiler. Tras este anuncio, las comunidades gobernadas por el PP adelantaron que no aplicarán la norma.

Precisamente, uno de los puntos claves de esa ley es la posibilidad que ofrecerá a las comunidades y ayuntamientos de declarar zonas tensionadas del mercado del alquiler, para poder aplicar los mecanismos tanto de incentivos fiscales como de congelación o la limitación de los precios.