domingo, 28 noviembre 2021 18:50

TV3 traspasa la línea: del «puta España» a pedir «felaciones» la Leonor y Letizia

Jair Domínguez y Lluís Jutglar se definen como una pareja de cómicos -sin gracia- y han traspasado cualquier línea roja en un sketch permitido por TV3, pero censurado para su emisión.

Esto no es humor, es apología de la pedofilia

Domínguez y su compañero, alias ‘Peyu’ han cargado contra la cadena pública por no emitir su programa al completo, pese a sus bestialidades vertidas en el mismo. Uno de los fragmentos piden a la Reina Letizia una felación y aún van más allá al pedir a la infanta, menor de edad, que haga lo propio. «Lo que veréis no es exactamente lo que hemos creado«, ha afirmado Domínguez, que ha colgado el vídeo pagado con dinero público y censurado para su emisión.

Su espacio, ‘Bricoheroes’ -en catalán-, se ha convertido en un estercolero para insultar no sólo a España sino también a la realeza, entre otras dianas como los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Su último exabrupto decía clara y llanamente «puta España». Ahora se dedican a insultar a una menor sin pudor y con lamentos por la censura.

TV3 tiene no sólo el deber de supervisar el contenido que se va a emitir, sino también el vigilar en que sé utilizan y malgasta el dinero público. La cadena pública no debió consentir que se permitiera la grabación de este ‘sketch’ sino además debió eliminarlo para evitar que viera la luz.

272.699,45 EUROS POR TEMPORADA: EL COSTE DE INSULTAR A LOS ESPAÑOLES

El pasado 14 de julio, la matriz de TV3 firmó con la productora El Corral de l’Humor la tercera temporada de Bricoheroes por 272.699,45 euros, casi 25.600 euros más que la anterior temporada y casi un 91% más respecto a la primera. Se trata de una media de unos 13.634,97 euros por cada uno de los 20 capítulos firmados.

Asimismo, este presupuesto no incluye la temporada de ‘El Búnquer’, el programa diario que se emite en Catalunya Ràdio de 22 a 23 horas. El propietario de la productora es Jutglar.

JUTGLAR RECIBE EL APOYO DE INDULTADOS

En el mismo corto, Jutglar que le «haría gracia que me la chupara Letizia Ortiz», en referencia a la Reina. Asimismo, afirma que también desea que la Infanta Leonor le realizara el mismo acto sexual. Esta parte ha sido cortada incluso por los propios autores, pero Elmon.cat ha mostrado esa parte.

Asimismo, Jutglar define como ricos a aquellas personas que únicamente hablan en español para comunicarse, pese a los sueldazos existentes en la Generalitat.

Esta polémica es tan sólo la última de una pareja que pretende ser graciosa, pasándose de frenada si es preciso. De hecho, ambos no sólo aparecen en la televisión pública, sino también en Catalunya Ràdio y en la emisora de la matriz de La Vanguardia, Rac 1.

La pareja ha recibido insultos y apoyo a partes iguales en las redes sociales. Entre ellas destacan el de Josep Rull y Jordi Turull, indultados por Pedro Sánchez, junto a colaboradores de RAC1 y TV3, como Pilar Carracelas.

ASUNTO EN EL PARLAMENT

La polémica se ha hecho tan viral que miembros del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) y diputados del Parlament preparan para esta misma semana una batería de preguntas para determinar responsabilidades no sólo por lo que dicen sus protagonistas, sino también por la grabación de estos insultos.

Carmen Figueras, miembro del CAC, ha pedido que el organismo analice las posibles actuaciones por el gag de Domínguez y Jutglar. Y es que, el vídeo entero se había subido a la cuenta oficial de TV3, para después ser eliminado de los archivos. La principal preocupación de Figueras es la referencia a «una niña de 15 años», como la Infanta Leonor. «El vínculo al vídeo del gag entero, de 4 minutos, ya no está disponible. Mejor, pero nunca debería haber pasado», ha aseverado.

APOLOGÍA DE LA PEDOFILIA

Desde el PP y el PSC han insistido que pedirán explicaciones en el Parlament. «Lo que hace BricoHeroes no es ironía ni humor, es impropio de una televisión pública y ha sucedido porque la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) -matriz de TV3 y Catalunya Ràdio- lo han permitido». «La violencia machista es una lacra, no se juega con ella«, ha afirmado Beatriz Silva, diputada del PSC.

El PPC, con Lorena Roldán, tomará el relevo en la Comisión de la CCMA del próximo viernes. «Pediremos explicaciones y la cancelación del programa. Se han traspasado todas las líneas«, ha lamentado la exlíder de Ciudadanos y ahora afiliada ‘popular’. «Esto no es humor, es apología de la pedofilia», ha criticado. «Y es asqueroso. Con mi dinero no», ha concluido.

PUTA ESPAÑA, EL PENÚLTIMO INSULTO

El desprecio y los insultos han sido la tónica durante años en TV3. Este medio es uno de los principales difusores del odio en Cataluña. En sus tertulias se ha quemado un ejemplar de la Constitución Española, y son constantes las burlas a la Guardia Civil, Policía Nacional e incluso jueces, con la diana puesta sobre Manuel Marchena en los últimos años.

Todo en orden en la televisión pública pagada por todos los catalanes, incluidos los insultados. En ese mismo espacio, Domínguez recurrió al «puta España» para reivindicar la libertad de expresión. Ese mismo insulto no fue censurado por TV3, que aún mantiene colgado ese programa. El medio público no realizó ningún tipo de censura y dio así el visto bueno al insulto gratuito y despectivo contra la mitad de los catalanes.

La emisión de ese capítulo de Bricoheroes se realizó justo ahora hace un año. En ese sketch inhaló helio para entonar el Cara al Sol y decir acto seguido: «Declaro solemnemente la constitución de la república catalana. ¡Viva Cataluña! ¡Puta España!».

Domínguez se ha expresado con otras gruesas frases fuera del medio, pero deja clara su ideología y culto al odio. «Ojalá pongan titadine en la mesa de diálogo«, afirmó en una entrevista. Asimismo, se mostró favorable a la confrontación de Carles Puigdemont, con aplausos a los sabotajes de Tsunami Democràtic y a los Comités de Defensa de la República (CDR) en los gravísimos disturbios en Cataluña tras la sentencia del ‘procés’.