miércoles, 27 octubre 2021 18:36

CBD, un cannabinoide sin efecto psicoactivo

El CBD o Cannabidiol se ha convertido en el aliado natural más movido en los últimos tiempos. Y es que, desde que su nombre se hizo visible en 1940, ha sido esencial su participación en diversos estudios científicos para establecer la relación con su pariente más cercano, el THC o tetrahidrocannabinol.

Las pruebas encontradas fueron convincentes, el THC es responsable de crear resultados psicoactivos y perjudiciales en la mente de los individuos, liberando al CBD de la fama negativa que siempre ha formado parte de la planta de cannabis. Por su puesto, la industria cannábica ha estado en auge desde entonces gracias al invaluable poder terapéutico que el CBD ofrece y que poco puede compararse con el resto de recursos naturales.

¿Por qué nuestro cuerpo no rechaza la presencia del CBD?

Aunque aún existen incrédulos con respecto a este tema, la ciencia ha podido demostrar que el CBD es un fitocannabinoide encargado de relacionarse con el sistema endocannabinoide que poseen todos los mamíferos el cual está conformado por cannabinoides endógenos y receptores específicos de dichos componentes que se encargan de controlar diversas funciones orgánicas. Así que, cuando el CBD entra en el cuerpo, se une a estas conexiones para ampliar la acción y la capacidad de respuesta, lo que afecta positivamente a los sistemas metabólicos del cuerpo. Es por eso que el CBD no es rechazado por nuestro organismo, ya que posee la misma estructura natural de los endocannabinoides propios del cuerpo.

El auge del CBD en la industria cannábica, hace que se consolide con más fuerza y, sin duda, los estudios que van de la mano con este compuesto muestran que tiene un increíble valor útil que es ventajoso en el campo clínico. La mejor parte es que como el CBD no es una droga o medicamento, se ha demostrado que no tiene impactos psicotrópicos en la conciencia y la conducta después de su uso, y estimula de forma positiva el enfoque y la memoria. Lo contrario es válido para el THC o Tetrahidrocannabinol, su pariente más cercano, que se considera una sustancia insegura, que inicia la dependencia y cuya utilización provoca un estado de euforia con cognición y memoria comprometidas.

El CBD gana la aprobación de la OMS

Después de una larga batalla para lograr que el CBD pueda ser aislado de su pariente más cercano, el THC, la Organización Mundial de la Salud dio una sólida reacción que abrió otro horizonte hacia la conciencia y la valoración del compuesto, que ha cambiado la escena legítima de manera rotunda. Por fin, el 10 de noviembre de 2017, de la mano del Comité de Expertos en Farmacodependencia de la OMS, se entregó una progresión de propuestas que revelan que “Los preparados que contengan predominantemente cannabidiol y no más de un 0,2 por ciento de delta-9-tetrahidrocannabinol no están sujetos a fiscalización internacional.”  Sin duda, una increíble victoria para el CBD, que gracias a la ayuda del que probablemente sea el mayor organismo del planeta puede ser percibido como una sustancia ventajosa y libre de tantos prejuicios como se habían puesto de manifiesto hasta hace poco.

Además, entre las diferentes normas dadas por la OMS sobre este cannabinoide, se establece que el CBD es una sustancia que no produce un efecto de dependencia o adicción después de su utilización. En cualquier caso, en una situación específica en la que la utilización de este compuesto supera las porciones establecidas por el experto en la materia, las pruebas experimentales muestran que no hay riesgo, ya que el CBD no causa efectos adversos en el sistema cardiaco ni a nivel cognitivo.

La respuesta de la OMS de cara a la presencia del CBD han sido positivas para su reconocimiento. A partir de ese momento, la sociedad ha cambiado su perspectiva hacia la planta de cannabis, por lo que hay mucha más oportunidad y seguridad a la hora de comprar los diferentes artículos que ofrece el mercado actual, siendo el aceite de CBD uno de los más perseguidos por la comodidad de su utilización.

Sus ventajas han sido ampliamente discutidas, e incluyen su actividad para combatir la ansiedad, el estrés, la fobia social, el trastorno del sueño o el malestar del dolor crónico. También es visto como uno de los antieméticos normales más valiosos y esta cualidad ha sido muy utilizada hoy en día para calmar las molestias y las náuseas provocadas por la quimioterapia en los pacientes con cáncer.

Como si esto no fuera suficiente, el negocio de la cosmetología se ha beneficiado de sus atributos para fusionarlo en diferentes artículos como cosméticos, cremas para la piel sana, línea de cuidado del cabello y eso es solo el comienzo; en este campo su actividad calmante y antioxidante son extremadamente valiosos para combatir las secuelas en la piel por diferentes condiciones como la dermatitis, la inflamación de la piel o la psoriasis, por nombrar solo algunas.

Comprar CBD online es posible gracias a tiendas específicas con destacado prestigio como Justbob. Se trata del sitio web pionero en el mercado europeo con un amplio surtido de artículos de la mejor calidad y certificados por las normativas actuales.