lunes, 18 octubre 2021 14:53

Puig reivindica una segunda transición territorial

el corte ingles

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha reivindicado, en su discurso institucional con motivo del 9 d’Octubre, «elevar el clamor por la justicia de las Germanías, cuando se cumplen 500 años de este movimiento, en financiación, frente al dumping fiscal y para descentralizar instituciones» y, en ese sentido, ha exigido una «segunda transición territorial» de la España autonómica y unos nuevos Pactos autonómicos. «Nunca dejaremos que nos envíen al rincón de los provincianos», ha advertido.

Así, en su intervención en el Acto Institucional de Entrega de Altas Distinciones de la Generalitat Valenciana, ha recalcado que este Día de la Comunitat Valenciana es el «más esperanzador de la historia reciente» y marca «un punto de inflexión» tras un año y medio de «inacabable» de pandemia. «Es el primer día de la nueva vida y de una normalidad mejorada gracias a la ciencia, los sanitarios y al enorme civismo de la ciudadanía», ha recalcado.

Al respecto, ha recordado que cuando se van a cumplir los 40 años del primer autogobierno democrático y de tener un Estatuto que «nos ha devuelto parte de los que nos habían robado», ahora «se valora el avance que este autogobierno ha significado y que «la gran prueba de fuego» de la pandemia «ha visibilizado y ha fortalecido».

Sin embargo, considera que «ha llegado la hora de una segunda transición territorial de la España autonómica» y de «unos Pactos autonómicos desde la confianza federal que miren para uno, para los otros y para el conjunto», aprovechando un Gobierno de España «más sensible con la diversidad» y «asegurando el derecho a la diferencia sin diferencias de derechos».

Puig ha reclamado que «eso que vale para España sirve también para la Comunitat valenciana» y en esta línea ha reclamado «un pactismo valenciano», una «actitud de diálogo y de acuerdo que hoy es también la solución». Así, recalca que el reto de «estirar políticamente, económicamente y emocionalmente la Generalitat a tierras más alejadas» de este Palau, que este año cumple los 600 años, y acortar distancias con todas las comarcas de Alicante, Castellón y Valencia». «Es la lección que nos dejó la Vega Baja después de la DANA, para coser se necesita hilo y aguja, recursos y voluntad, unir desde la diversidad», ha constatado.

Asimismo, ha recordado que hace 500 años en las Germanies las clases populares «se unieron para demandar más justicia, más participación en la vida pública y una riqueza mejor repartida» y demostraron que el pueblo «unido siempre es más fuerte». De igual modo, ha señalado que si el clamor habitual de lo agermanados era «Justicia» esa «es también la causa de la vía valenciana».

«Que no intenten dividirnos ni enfrentarnos, ahora sería un grave error», ha advertido. Por contra, ha destacado que somos una comunidad que «forja alianzas superadoras de partidismos, que tumba muros y extiende puentes, que prima la gestión frente al ruido, que proporciona estabilidad, que impulsa a Europa la liberalización de las vacunas y que abandera una concepción de España plural y diversa como es en realidad España».

Puig ha recalcado que además, que la Comunitat Valenciana tiene «un doble objetivo»: que España nos «ofrende» lo que nos corresponde y por otro, «liderar una España más justa, una España mejor». En ese sentido, ha recalcado que la voz valenciana «estará presente desde la razón, la firmeza y la lealtad».

En esta línea, ha destacado «el trabajo conjunto» en estos últimos 18 meses ha posicionado a la Comunitat Valenciana como «un territorio referente en España» y, de hecho, ha destacado que «hoy somos una voz respetada», entre otros motivos, por abanderar «una concepción de España plural y diversa como es en realidad España».

«UNA NUEVA VIDA»

Puig ha resaltado «la fortaleza como a pueblo» demostrada durante la pandemia, pese al dolor que ha dejado por la pérdida de tantos vecinos, amigos y familiares, que ha permitido «resistir» y alcanzar «una nueva vida» gracias a que un 90% de la población está protegida gracias a los equipos de vacunación, condecorados con la Alta distinción. Así, más de 2.000 sanitarios han vacunado a 4 millones valencianos.

En ese sentido, ha constatado, como se habían comprometido, a que las restricciones «no estarían ni un día más de los necesario» y este 9 d’Octubre comienza «una nueva vida». «Se ha acabado el tiempo de las restricciones generales, ahora conviviremos con el virus, pero no estaremos dominados por él, esa etapa queda atrás, y ahora comienza una normalidad mejorada con las lecciones aprendidas: ciencia, estado del bienestar y unidad».

Así, ha recalcado que se inicia el tiempo de recuperación, el de «una vida nueva que debe acabar con viejas desigualdades» y en el que de nuevo la justicia es «el remedio», la justicia social, la justicia de género y la justicia generacional. «Hoy se abre un tiempo de esperanza, hoy cumplimos 783 años juntos, en 1238 vamos a nacer y en 2021 vamos a renacer. El mañana nos espera. Caminemos decididamente», ha apostillado.

OLTRA: «UN PUEBLO FRANCO Y NO SUBYUGADO»

Por su parte, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, también ha reivindicado en su discurso la necesidad de contar con una financiación «justa» que permita dar «unos servicios para el bienestar y desarrollo personal» a cada hombre y mujer que conforma el pueblo valenciano que, como ya apuntó el ‘jurat en cap’ Francesc de Vinatea es «un pueblo franco y no subyugado» y, ha recalcado, debe tener «las mismas oportunidades».

En ese sentido, ha recordado que la financiación es «justamente el origen y esencia de la Generalitat», institución que «da carta de naturaleza al autogobierno valenciano, instrumento político para mejorar la vida del pueblo valenciano».

Asimismo, ha apuntado que «la identidad valenciana la conforman las personas que viven en esta tierra, sea que cual sea su circunstancia, porque esta es una sociedad abierta, acogedora e inclusiva».

Oltra ha comenzado su discurso con las palabras que pronunció Jaume I el 9 d’Octubre de hace 783 años y que «cambiaron para siempre la historia de esta tierra» y desde entonces ha apuntado que el pueblo valenciano ha vivido «vicisitudes de todo tipo a lo largo de estos siglos».

«Pero somos un pueblo que sabe rehacerse y que sabe caminar decididamente con un sentimiento de comunitario y la mirada puesta en un futuro luminoso y esperanzador», ha apostillado.