martes, 26 octubre 2021 08:09

PSOE no contempla marcha atrás en el decreto del beneficio de las eléctricas

El PSOE no contempla una marcha atrás en el decreto ley que recorta los beneficios de las eléctricas y que este jueves se somete a votación en el Congreso, y ha subrayado que su posición al respecto es «firme».

«Vamos a ser firmes. El mensaje está claro: Priorizamos a la ciudadanía», ha aseverado este lunes su portavoz en la Cámara Baja, Héctor Gómez, en rueda de prensa tras la Junta de Portavoces, en la que ha sido preguntado por una posible modificación del decreto.

«Nuestra posición es firme y lo que persigue el Gobierno es minimizar el impacto de la factura de la luz en la ciudadanía», ha remarcado, asegurando que el decreto ley que minora en 2.600 millones los ingresos de las eléctricas va en esa dirección, al igual que el proyecto de ley para recortar la sobrerretribución vinculada a los derechos de emisión de CO2 no asumidos, pero también la rebaja de impuestos.

RIBERA SE ABRIÓ A MODIFICARLO SI LA UE PLANTEA MEDIDAS

La semana pasada, la vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, abrió la puerta a introducir modificaciones en las medidas adoptadas hasta ahora, en línea con las que espera que plantee la Comisión Europea para enfrentar la escalada en el precio de la electricidad, ya que apuesta por «una solución de ámbito europeo».

En una entrevista con ‘Reuters’, señaló que, en caso de que la Unión Europea plantee medidas, está dispuesta a adoptarlas y descartar las medidas adoptadas en el ámbito nacional. Es más, hace apenas unos días España ha firmado una declaración junto con Francia, Grecia, Rumanía y República Checa en la que reclaman una respuesta europea que contemple, entre otras medidas, la reforma del mercado mayorista.

Por otro lado, Ribera ha iniciado una ronda de contactos con las empresas eléctricas, la industria y los consumidores, alimentando los rumores de una posible modificación o incluso suspensión del decreto. Por su parte, desde su departamento descartan que el decreto corra ningún riesgo.

CUENTA CON APOYOS PARA CONVALIDARLO EN EL CONGRESO

Para sacarlo adelante, el Gobierno no espera necesitar mucha negociación, toda vez que los grupos de la izquierda de la Cámara han venido reclamando desde antes actuar contra la sobrerretribución que reciben las centrales de generación, con menores costes operativos y que, sin embargo, venden su electricidad acorde a la escalada del precio del gas y los derechos de emisión.

Así, a los 155 votos que suman PSOE y Unidas Podemos, el Gobierno cuenta con sumar, por lo menos, los votos de Esquerra Republicana (13), EH-Bildu (5), Más-País Equo (2), la CUP (2), Compromís (1), BNG (1) y Nueva Canarias (1). Un total por encima de la mayoría absoluta, sin descartar todavía el apoyo de Junts, el PRC o Teruel Existe.

En total, una mayoría que previsiblemente superaría los 180 votos, frente al rechazo del PP (88 diputados), Vox (52), Ciudadanos (9), UPN (2) y Foro Asturias (1). Desde el PNV (6), socio prioritario del Gobierno, prefieren no adelantar posición al respecto, al igual que en el PDeCAT (4).