jueves, 21 octubre 2021 08:11

Sánchez destaca la necesidad de seguir apoyando a la población afgana

el corte ingles

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha participado este martes en la Cumbre extraordinaria del G20 sobre Afganistán, en la que ha destacado la necesidad de seguir apoyando a la población afgana, según ha informado el Ejecutivo.

Durante la reunión virtual, los líderes han abordado la ayuda humanitaria para la población afgana, la seguridad desde el ángulo del terrorismo y el tráfico de drogas, la seguridad de la población afgana, los planes de evacuación y la colaboración con países vecinos.

El presidente del Gobierno ha subrayado que España «ha estado y seguirá estando al lado de la población afgana» y que las prioridades inmediatas son «avanzar en los esfuerzos de evacuación, garantizar la asistencia humanitaria y el respeto a los derechos humanos de todos los afganos, especialmente de las mujeres y las niñas».

España es uno de los países promotores de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre el respeto de los derechos de las mujeres y las niñas afganas que se aprobó en agosto de 2021. España repatrió a más de 2.200 personas en la primera fase de la operación de evacuación y ha acogido temporalmente a cientos de afganos que trabajaron con España y con socios y aliados.

El presidente Sánchez ha recalcado: «Estamos decididos a evacuar a todos nuestros excolaboradores afganos en situación de riesgo. No dejaremos a nadie atrás».

Por eso, España ha iniciado la segunda fase de evacuación con la llegada ayer del primer avión del Ejército del aire español procedente de Islamabad (Pakistán) con 84 personas, a la Base de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Esta tarde llegará un segundo avión.

Además de continuar con la evacuación, el Gobierno de España se ha comprometido a aportar 20 millones de euros a través de Naciones Unidas con el objetivo de que llegue a toda la población y contribuya a la provisión de servicios básicos.

El presidente ha destacado también la necesidad de condicionar la reanudación de la cooperación al desarrollo al cumplimiento de las exigencias de la comunidad internacional por parte de los nuevos dirigentes afganos.

Sánchez ha mostrado su preocupación por la posibilidad de que regresen a Afganistán las redes internacionales de terrorismo y ha destacado la necesidad de mantener una estrecha coordinación con los actores regionales.

La Unión Europea ya está trabajando en una plataforma con los países vecinos limítrofes de Afganistán para abordar posibles desafíos de futuro como la influencia de grupos radicales, las consecuencias económicas y la afluencia de migrantes y refugiados.

Sánchez ha insistido en que el G20 debe extraer lecciones colectivas de la situación en Afganistán para otras regiones frágiles, como el Sahel, «que necesitan nuestra atención y apoyo continuos para lograr la estabilidad y el desarrollo a largo plazo».

España, comprometido con el pueblo afgano, ha sido un socio y contribuyente importante del país y apuesta por seguir trabajando para que no se pierdan los logros obtenidos en los últimos 20 años.

«Los desafíos de Afganistán tienen una dimensión global y deben abordarse de manera coordinada y decidida. No podemos quedarnos de brazos cruzados ante el sufrimiento del pueblo afgano», ha apuntado el presidente del Gobierno.