lunes, 18 octubre 2021 12:42

Defensa aumenta un 19,1% las inversiones para apoyar a la industria militar

el corte ingles

El Ministerio de Defensa aumentará un 19,1 por ciento el próximo año el dinero dedicado a inversiones reales para apoyar a la industria militar, hasta superar los 3.500 millones de euros; mientras que mantendrá medidas de ahorro en gasto corriente.

Así consta en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentado este miércoles en el Congreso por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En total, el presupuesto para Defensa en 2022 es de 10.152 millones de euros, un 7,87 por ciento superior al año pasado.

De la partida contemplada para el próximo ejercicio, 2.342 millones corresponden al pago pendiente de los programas especiales de armamento y los 7.068 millones restantes a los demás gastos con cargo al Ministerio. Separando estas partidas, el presupuesto de los programas de armamento crece un 21,6 por ciento mientras que el gasto del resto del Ministerio un 3,4 por ciento.

Dentro de este último montante, la dotación para inversiones reales, excluidas las dotaciones destinadas a Operaciones de Mantenimiento de la Paz (OMP), ascienden a 3.515 millones de euros, lo que conlleva un crecimiento del 19,1 por ciento, al objeto de apoyar y fortalecer la base industrial y tecnológica, según explica el Departamento dirigido por Margarita Robles. De este importe, 26 millones de euros se dotan con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea.

ASPIRACIÓN DE UNA FINANCIACIÓN ESTABLE Y PREVISIBLE

En cuanto a recursos materiales y financieros, apunta que es «esencial» asegurar una financiación «suficiente, previsible y estable que proporcione seguridad y continuidad a los compromisos del Departamento».

«La adquisición de capacidades militares no se puede hacer con urgencias, se precisa un planeamiento y el Departamento considera importante apoyar y fortalecer la base industrial y tecnológica de la misma», argumenta asegurando una «apuesta decidida» por el desarrollo tecnológico y el I+D+i.

En este contexto, admite que durante 2022 se seguirán implantando medidas de ahorro en gasto corriente en línea con ejercicios anteriores. El proyecto de PGE asume que durante los últimos se han puesto en marcha medidas urgentes de ahorro en operación y sostenimiento de las Fuerzas Armadas y el próximo año se continuará «con el esfuerzo de austeridad» para cubrir las necesidades «imprescindibles» derivadas de su funcionamiento.

El proyecto de PGe explica que la política de defensa tiene el objetivo de «disponer de los recursos humanos, las herramientas y las capacidades necesarias para hacer frente con eficacia a los riesgos y amenazas de nuestro entorno».

CASI 5.000 MILLONES EN PERSONAL

Y su aspiración es alcanzar una estabilidad presupuestaria que permita una adecuada planificación y sostenimiento de las Fuerzas Armadas, así como una financiación «suficiente, previsible, estable y acorde a las necesidades».

Con ello, el Ministerio considera prioritario el impulso de las políticas sociales; ejercer sus labores de disuasión o inteligencia; consolidar su apuesta por la solidaridad y estabilidad internacional; y cooperar con países aliados.

Por otra aprte, los créditos para gastos de personal ascienden a 4.935 millones de euros, a la vez que se incluyen otros 921 millones para gastos operativos y de funcionamiento necesarios para la profesionalización de esta política.