miércoles, 27 octubre 2021 18:39

Habla el entorno de Ábalos: «No pasaba por el ministerio»

En el paseo de la Castellana número 67 se ubica el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España. Este imponente edificio, que se encuentra en el corazón de Nuevos Ministerios, es bastante conocido por la ciudadanía pero no todo el mundo parece ubicarlo bien en el mapa. Este es el caso de José Luis Ábalos que, según trabajadores del ministerio, no pasaba mucho por ahí a pesar de ser el Ministro de Transportes. Incluso, algunos funcionarios del MITMA llegan a asegurar que nunca se cruzaron con el exministro al que «le gustaba más estar en comidas que en el despacho».

José Luis Ábalos Meco aterrizó en el ministerio el 7 de junio 2018 por designación del actual presidente del Gobierno de España. Entonces, se llamaba Ministerio de Fomento y gracias a la excelente relación que guarda con Pedro Sánchez hizo que este último le pusiera al frente de uno de los departamentos ministeriales más importantes de la Administración General del Estado. El valenciano aguantó poco más de tres años al frente de Transportes y, según relatan sus exempleados, «no consiguió grandes contratos internacionales». «Era más secretario de organización que ministro», relata un funcionario del MITMA a MONCLOA.com

«Era más secretario de organización que ministro»

El mandato de Ábalos al frente de Transportes duró poco, no agotó la legislatura. Tras obtener el cargo con la moción de censura que el PSOE le puso a Mariano Rajoy, cesó hace tan solo unos meses en la remodelación de Gobierno que ejecutó Pedro Sánchez para afrontar el tiempo de descuento de la XIV legislatura. Según apuntan fuentes socialistas, Sánchez decidió apartarle del ministerio ya que Ábalos había conseguido acaparar un ingente poder dentro del partido. Esta fuerza, que consiguió acaparar el ahora exministro, no gozó del beneplácito de Pedro Sánchez que «lo último que quiere es que alguien le pueda hacer sombra«, según explican fuentes de La Moncloa.

Así, el presidente del Gobierno de España se deshizo de uno de los perfiles más visibles y poderosos del partido. José Luis Ábalos, desde su puesto como secretario del organización del Partido Socialista Obrero Español, había conseguido acaparar un control de la formación que abrumaba hasta al propio presidente del Ejecutivo nacional. Por esta razón, a la que se suman sus escasos logros al frente del Ministerio de Transportes y sus múltiples escándalos públicos fueron los motivos suficientes para favorecer su cese.

EL GRAN SUPERVIVIENTE DEL PSOE

La carrera política de José Luis Ábalos pasa por décadas ostentando todo tipo de cargos en el Partido Socialista. Sin embargo, su militancia política se remonta al Partido Comunista de España (PCE) en el que entró en 1978 tras dos años de militancia en las Juventudes Comunistas. Tres años más tarde, en 1981, llegó al PSOE con tan solo 22 años. En la formación socialista ha permanecido hasta ahora llegando a presidir la formación política durante más de cuatro años.

El exministro de Transportes ha pasado tanto por instituciones municipales como por las Cortes Generales. Ábalos, nacido en la localidad levantina de Torrent, llegó a ser concejal del Ayuntamiento de Valencia durante más de una década. Durante esta experiencia municipal también fue diputado provincial y portavoz del grupo municipal socialista en el consistorio valenciano. Años más tarde, saltaría a las Cortes Generales siendo diputado por la circunscripción de Valencia. En esta última institución ocupa su escaño como diputado del Congreso, cargo del que aún no se ha desligado aunque haya perdido importantes responsabilidades en el Ejecutivo.

Pero si algo destaca de José Luis Ábalos Meco durante su carrera en el erario público es el haber presidido uno de los departamentos de mayor relevancia del Gobierno de España. El valenciano, con tan solo una licenciatura en Magisterio, ha liderado el Ministerio de Fomento que ahora es denominado Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Este departamento ministerial es el encargado de la propuesta y ejecución de la política nacional en los ámbitos de las infraestructuras de transporte aéreo, terrestre y marítimo de competencia estatal. Ábalos ha presidido esta institución que cuenta con más de 4.500 empleados y que obtiene un presupuesto anual de más de 13.000 millones de euros. Todo un coloso centenario que Ábalos presidió desde el 7 de junio 2018 cuando Pedro Sánchez asaltó La Moncloa.

Ahora, Ábalos ha sido relegado a un segundo plano por orden de Sánchez. Desde su silla en el Congreso de los Diputados, el exministro ve como se gestiona políticamente el país con una suculenta remuneración anual de más de 90.000 euros. Sin embargo, según fuentes cercanas al exministro, la tranquilidad de ser un diputado más no es lo que quiere Ábalos ya que «espera que Pedro Sánchez le coloque en alguno de los fantásticos cargos dependientes del Gobierno de España». Veremos si el 40 Congreso del PSOE, que se celebrará en su tierra natal el próximo fin de semana, le sirve para fraguar su cargo en la cúpula de alguna de las fantásticas empresas de titularidad estatal dependientes de su amigo Pedro Sánchez.