sábado, 23 octubre 2021 16:18

El CDR pide que no se concedan fondos europeos a países que promuevan políticas anti-LGBTIQ

el corte ingles

El Comité Europeo de las Regiones (CDR) ha pedido que no se concedan fondos de la Unión Europea a los gobiernos que promuevan políticas anti-LGBTIQ.

En un dictamen aprobado por el pleno de este jueves, la asamblea de regiones y ciudades de la UE acoge con satisfacción la Estrategia de Igualdad LGBTIQ de la Unión Europea, pero advierte de que, al mismo tiempo, se está experimentando «una regresión» con respecto a los valores de la UE, pues algunas autoridades adoptan «políticas y leyes discriminatorias».

La primera estrategia de igualdad LGBTIQ de la UE presentada por la Comisión Europea pide expresamente al CDR que promueva el diálogo con las autoridades locales y regionales y la sociedad civil, incluidos los interlocutores sociales, para promover la igualdad LGBTIQ.

Citando el caso de Budapest como ejemplo, el dictamen del Comité Europeo de las Regiones señala que las ciudades y las regiones pueden tomar la iniciativa en la lucha contra la discriminación y en el establecimiento de políticas favorables a las personas LGBTIQ en los casos en que los gobiernos nacionales estén rezagados.

La ponente Kate Feeney, miembro del consejo del condado de Dun Laoghaire Rathdown, ha valorado la estrategia de igualdad LGBTIQ de la UE como «un paso muy esperado en la dirección correcta, con el fin de construir una Europa verdaderamente respetuosa de los derechos fundamentales» y ha destacado el papel «clave» que pueden jugar a diario «los concejales y alcaldes» para «garantizar la inclusión de todos y hacer que el cambio ocurra desde abajo».

«Ya sea abordando la discriminación múltiple a la que se enfrenta la comunidad LGBTIQ o respondiendo a sus necesidades a través de las nuevas políticas, ciudades y regiones pueden contribuir activamente a una mejor promoción de la igualdad y las iniciativas que reflejan la diversidad», ha subrayado.

Por otro lado, la ponente ha lamentado que el Consejo de Justicia y Asuntos de Interior del 7 de octubre no consiguiera un acuerdo sobre la nueva estrategia de la UE sobre los derechos del niño, debido a la oposición de algunos Estados miembros a una referencia a los derechos de los jóvenes y niños LGBTIQ.

«Los jóvenes LGBTIQ en Europa son particularmente vulnerables a la discriminación, la victimización, la estigmatización y el abuso. Todos los niños deben poder desarrollar su personalidad libremente y estar protegidos de las terapias de conversión y las intervenciones médicas forzadas», ha subrayado Feeney.

También ha destacado «el papel de la educación sexual universal» para «luchar contra los estereotipos y la discriminación, construyendo una imagen positiva de los miembros de la comunidad LGBTIQ y fomentando una atmósfera de aceptación».

Por todo ello, el dictamen pide a la Comisión Europea que garantice que no se otorgan fondos europeos cuando existan mecanismos de discriminación estructural. En cambio, subrayan la necesidad de brindar apoyo financiero a las organizaciones de la sociedad civil LGBTIQ y a los programas de igualdad y diversidad en los municipios y regiones donde la comunidad LGBTIQ se enfrenta a actitudes hostiles por parte de los gobiernos.

Asimismo, el Comité Europeo de las Regiones pide que las autoridades locales y regionales también participen plenamente en el diseño, la implementación y el seguimiento de los planes nacionales sobre la igualdad LGBTIQ.

El eurodiputado Pierre Karleskind, que inició la resolución del Parlamento Europeo declarando a toda la UE como Zona de Libertad LGBTIQ, también se ha unido al debate en la sesión plenaria y ha subrayado que las ciudades y regiones tienen un papel crucial para hacer realidad la igualdad de derechos a nivel local.

En consonancia con la petición del Parlamento Europeo, el CDR hace un llamamiento a todos los municipios para que se declaren «ciudades de libertad LGBTIQ». También suscribe la solicitud realizada por el Parlamento en su Resolución sobre los derechos LGBTIQ en la UE con respecto a las familias y las parejas del mismo sexo, pidiendo una aplicación rigurosa del derecho de familia transfronterizo y un diálogo intensificado.