lunes, 25 octubre 2021 13:57

El Congreso insta al Gobierno a asumir los ahogamientos como un problema de Salud Pública de primer nivel

el corte ingles

La mayoría de los grupos del Congreso han adelantado su apoyo a una iniciativa de Nueva Canarias, pactada con otras formaciones a través de una enmienda transaccional, que insta al Gobierno a tomar medidas contra los ahogamientos y a asumir, entre otras cosas, el fenómeno de los accidentes acuáticos como un problema de Salud Pública de primer nivel.

Según el texto de esta moción consecuencia de interpelación, que ha sido acordado con el PSOE, la Cámara Baja pide al Gobierno también que se potencia en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la formulación de políticas comunes en el ámbito sanitario para actuar sobre este fenómeno.

El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, ya interpeló al Gobierno hace unas semanas al Gobierno sobre este problema, que califó como una «epidemia silenciosa». De hecho, esta iniciativa recoge la reclamación histórica de la plataforma ‘Canarias, 1500 Km de Costa’, cuyo promotor, Sebastián Quintana, expuso también en el Congreso las líneas generales de su reivindicación.

Junto a Quevedo, el también periodista experto en divulgación para la prevención de ahogamientos pidió a los grupos parlamentarios y al Gobierno central que pusieran en marcha iniciativas legislativas para poder paliar la «epidemia» de los ahogamientos.

Tras esta interpelación, Pedro Quevedo convirtió esta iniciativa en una moción que finalmente ha contado con el apoyo mayoritario del Congreso.

Asimismo, en el texto que ha salido adelante se pide al Gobierno que potencie el sistema ‘Aquaticus’, en el cual se notifican todas las incidencias relativas a ahogamientos y otras lesiones que acontecen en medios acuáticos, «de forma que funcione como un observatorio para la obtención de datos procedentes tanto de fuentes estadísticas como de los sectores con competencias en seguridad en este ámbito».

También se interpela al Gobierno para que refuerce la coordinación intersectorial y la gobernanza territorial para la implicación de los diferentes sectores y ámbitos institucionales y territoriales, así como que se orienten las actuaciones desde los principios de educación, concienciación, prevención, capacitación, intervención y acción.