jueves, 21 octubre 2021 03:30

FACME respalda que la vacuna contra la COVID-19 y la de la gripe se administren en el mismo momento

La Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) ha respaldado la administración de la vacuna contra la COVID-19 y la de la gripe en el mismo momento, tal y como acordó la Comisión de Salud Pública, formada por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, la semana pasada.

«Se puede administrar en el mismo momento que la vacuna de la gripe sin que exista interferencia entre la respuesta a ambas. Se administrarán preferentemente en localizaciones anatómicas diferentes, o si no fuera posible, distanciadas al menos 2-3 cm», explican en un posicionamiento publicado este jueves.

Las autoridades españolas han acordado administrar la dosis de refuerzo a personas mayores que viven en residencias y a personas mayores de 70 años residen en la comunidad, aunque se ha anunciado una posible futura ampliación a pacientes mayores de 65 años. También se han incluido como candidatos a dosis de refuerzo algunas categorías de riesgo como las personas con Síndrome de Down o con Fibrosis Quística.

Hasta el momento, solo la vacuna de Pfizer tiene la aprobación de la dosis de refuerzo en su ficha técnica. Mientras, la de Moderna está pendiente de una próxima aprobación de una dosis de refuerzo que es la mitad de la dosis que se utiliza en las 2 dosis iniciales.

Aunque no se han emitido todavía recomendaciones sobre la vacunación heteróloga (dosis de refuerzo de una vacuna distinta de la administrada en la vacunación inicial), FACME establece que «si se administra dosis de refuerzo a personas vacunadas con AstraZeneca lo adecuado es administrarla de una vacuna de ARNm en la dosis aprobada en su ficha técnica».

Por último, recuerdan que las reacciones adversas a la dosis de refuerzo con vacuna de ARNm son «similares en frecuencia y gravedad a las que ocurren con la segunda dosis salvo por una mayor incidencia de linfadenopatía axilar tras la tercera dosis».

«La miocarditis/pericarditis es una reacción adversa muy rara, que ocurre con más frecuencia en jóvenes y en varones, y más tras la segunda dosis que tras la primera. No se conoce la frecuencia tras la dosis de refuerzo», tranquilizan.