martes, 26 octubre 2021 08:14

Xesús Fraga: «No se debería frivolizar con la migración ni usar como arma arrojadiza»

el corte ingles

El periodista Xesús Fraga, galardonado con el Premio Nacional de Narrativa por su obra sobre la emigración gallega de mitad del siglo XX ‘Virtudes (e misterio)’, ha afirmado que «no se debería frivolizar con la migración ni usar como arma arrojadiza entre partidos políticos».

«No soy experto ni sociólogo, pero mi opinión de familia emigrante es que se trata de un tema sobre el que no se debería frivolizar ni usar como arma arrodjazidza entre partidos para atrincherarse en posiciones determinadas o ganar votos: esas personas pasan auténticas penalidades», ha señalado en declaraciones el autor gallego.

Fraga reconoce no «atreverse» a hacer una comparativa de esa emigración con situaciones de la crisis migratoria actual, pero sí insta a «generar una empatía hacia la gente que por el motivo que sea deja su país». «Ese discurso de que son vagos y nos quieren quitar trabajo es desmedido e injusto, lo acabamos de ver en una situación de causa mayor como Afganistán: se debe a circunstancias económicas y vitales», ha añadido.

Fraga nació en Londres porque sus padres estaban allí como emigrantes. Su abuelo había emigrado a Venezuela y su familia le perdió la pista, así que fue su abuela la que tuvo que sacar adelante a tres hijas «como pudo». Ese es el punto de partida de ‘Virtudes (e misterio)’, una novela «de no ficción».

«A mí siempre me ha fascinado nacer allí y haber pasado mis años de infancia en Londres, esa época maravillosa donde empiezas a descubrir el mundo. Y siempre me quedó esa curiosidad por examinar las circunstancias que desembocaron en eso. De ahí surgió este libro», ha indicado.

Además de escritor y periodista, el premiado también ha ejercido de traductor a las letras gallegas de grandes nombres de la literatura. Fraga alerta de la importancia de reconocer a todas las lenguas oficiales en España, más allá de los premios.

«Una cosa son los premios, que es un jurado atento al mundo de la literatura y que está observante de lo que se publica, y otra cosa es la generalidad de la sociedad. Creo que hay un sector importante de la sociedad que lo percibe como un problema y es una actitud que me resulta difícil de comprender. Cuanta más variedad de lenguas y que se pueda facilitar su convivencia, mayor convivencia social», ha defendido.

Respecto a qué hará con los 20.000 euros de la dotación, admite no haberlo pensado todavía, pero le gustaría «poder comprar tiempo». «Tengo dos libros en la cabeza y me gustaría tener esa seguridad para escribir. De momento, escribir es mi hobby, pero esto marca un punto de inflexión para abrir más tiempo y dedicación al mundo de la literatura», ha concluido.