Inicio Lo más compartido Cómo secar la ropa más rápido en otoño e invierno

Cómo secar la ropa más rápido en otoño e invierno

0
Cómo secar la ropa más rápido en otoño e invierno

Cada época tiene sus ventajas e inconvenientes, aunque es cierto que la mayoría prefiere el buen tiempo por ser época de vacaciones, de bañarse y tomar el sol, de llevar ropa cómoda y de poder secar la ropa en una o dos horas como mucho. En cambio, con la llegada del otoño y el invierno, el proceso se puede convertir en muchas horas o incluso más de un día si hay humedad.

Por ello es el momento, antes de que llegue ya el frío y el mal tiempo, de mostrarte cómo secar la ropa más rápido en estos meses. Con ello además disminuirás el riesgo de una lluvia repentina que te haga empezar de nuevo, ya que la puedes recoger antes, y por supuesto la opción de tenderla dentro de casa, ya que muchas veces es imposible fuera, sobre todo en zonas lluviosas. Veámoslo.

[nextpage]

ANTES, PODEMOS HACER ALGO EN EL PROCESO DE LAVADO

Trucos para secar tu ropa en invierno

Incluso durante el lavado podemos ya ir favoreciendo el posterior secado de la ropa. Por ejemplo, usando sabiamente la lavadora, utilizando programas cortos que harán que el centrifugado sea más rápido y por tanto, la ropa salga más escurrida. En este sentido, obviamente, cuanto más se centrifugue, mejor, ya que en muchos casos saldrán, al menos ciertas prendas, casi secas, como si hubieran salido de una secadora.

[/nextpage] [nextpage]

LO PRIMERO, SECAR LO ANTES POSIBLE LA ROPA PARA QUE NO HUELA A HUMEDAD

secar ropa

Para ello el primer paso es sacar la ropa de la lavadora lo antes posible y tenderla también rápidamente. Con ello ya eliminarás mucho riesgo de que huela a humedad. Si no puedes por no tener tendedero externo o por el clima, tender fuera, deberás secar la ropa en el interior de tu hogar, donde la temperatura se mantiene estable.

Lo malo es que solemos tener poco espacio para ello y además se acumula la humedad en el ambiente, algo poco saludable para una casa. Veamos algunas recomendaciones para minimizar todo ello.

[/nextpage] [nextpage]

MUY IMPORTANTE: LA FORMA DE TENDER LA ROPA

Es otro de los trucos o detalles importantes para que la ropa se seque antes. Procura tenderla lo más separada posible, aunque esto suele ser complicado teniendo en cuenta el poco espacio disponible.

También intenta que la ropa esté lo más estirada posible, estirándola a medida que la sacas de la lavadora y antes de tenderla. Así además ahorrarás mucho del planchado o lo evitarás. Y tiéndela con pinzas, en vez de doblarla sobre las cuerdas, y así estará totalmente al aire toda la superficie de la prenda.

[/nextpage] [nextpage]

USAR LOS RADIADORES…

No te apures, porque la ropa no se va a quemar ni hay peligro alguno, ya que la temperatura no es tan alta como para ello, incluso con la ropa ya seca. Así que si tienes poco espacio y quieres evitar la humedad, pon la ropa sobre radiadores, sobre todo las prendas que más tardan en secarse, como los vaqueros.

Así, evitarás que la ropa entre en el bucle de que al no secarse rápido genere humedad en el hogar y a la vez esa humedad hace que la ropa tarde más en secarse o no lo haga del todo, oliendo a humedad en el armario.

[/nextpage] [nextpage]

… O VENTILADORES DE AIRE CALIENTE

secado ropa

Si los tienes en casa, aprovéchalos y ponlos frente al tendedero para que la ropa se seque antes, aparte de que evita la humedad de la estancia. El aire de un secador de pelo también podemos usarlos a nuestro favor. En este caso, bastará con darle con la mano, aunque eso sí, el secador consume mucho y es algo tedioso estar con él todo el rato: te quitará mucho tiempo pero ahorrarás en tiempo de secado.

[/nextpage] [nextpage]

SECAR LA ROPA EN TENDEDEROS

Secar ropa casa

Hablando de radiadores, hay tendederos especialmente diseñados para colocarlos ahí, y así la ropa se secará rápido y sin humedad. Pero si no puedes, opta por el tendedero de interior normal.

Es importante colocarlo lo más lejos posible de la cocina, para que la ropa no coja olores, algo que hace muy fácil cuanto más húmeda está. Si puedes o quieres gastar algo más, se venden también tendederos eléctricos que desprenden calor, con el mismo concepto que un toallero eléctrico. Es muy útil con más frío, porque puedes recoger la ropa directamente antes de ponértela y estará calentita.

[/nextpage] [nextpage]

UNA TOALLA PARA SECAR LA ROPA

Trucos para secar tu ropa en invierno

Otro de los trucos o consejos que te podemos dar tiene relación con las toallas. Si tienes una toalla por casa que sea gruesa, de esas que llevábamos hace años a la playa, sácala, que todavía le puedes dar un último uso.

El proceso es sencillo: Extiéndela en el suelo y ahora coloca la prenda que quieras secar encima de ella. Deberás enrollar la toalla sobre la prenda para que absorba toda la humedad que queda y si ejerces presión, será más efectivo el secado.

[/nextpage] [nextpage]

USAR UN ESCURRIDOR, INCLUSO EL DE COCINA

Trucos para secar tu ropa en invierno

Si, es otro buen truco. El escurridor de verduras puede sacarte de un apuro, sobre todo para el caso de calcetines y ropa interior. A veces necesitas algo urgentemente y hay que secarlo rápidamente.

Con un escurreverduras, colocando la prenda dentro, vas a poder sacarle toda la humedad posible. Eso sí, la prenda debe ser pequeña, ya que normalmente estos aparatos no son muy grandes. Escurres la prenda y sacará el máximo de su humedad. Si queda algo mojado todavía, siempre puedes ponerlo un ratito a la calefacción o darle con el secador.

[/nextpage] [nextpage]

SECAR TU ROPA EN UN CONGELADOR

Puede parecer raro o una contradicción, pero también funciona y te ahorrará tiempo. Pero para ello no basta con colocar la prenda húmeda dentro. Hay que hacer un protocolo. Lo primero es colocar en una bolsa de plástico la ropa que queramos secar y la vamos a cerrar bien. La dejaremos ahí durante toda la noche y el frío va a ir sacando la humedad de la ropa y haciendo que se pegue al plástico de la bolsa.

Cuando, a la mañana siguiente, saquemos la prenda del congelador, estará muy fría pero totalmente seca. Con darle un buen planchado, vamos a hacer que se vaya el frío y esté lista para ponérnosla.

[/nextpage] [nextpage]

USO DE DESHUMIDIFICADORES

Por último, usar uso de la tecnología a nuestro alcance para facilitar la tarea. Es otro caso donde no es posible secar la ropa fuera. Hablábamos antes de evitar la humedad, pero si no hay manera de evitarla o disminuirla, opta por un deshumidificador que te proporcione un ambiente seco en la estancia. Este aparato va a absorber toda la humedad de la habitación. Otra opción si no tienes o no quieres comprarlo es ventilar bien la habitación, aunque el inconveniente es que si hace mucho frío dejará la casa de estar caliente.

[/nextpage]