lunes, 6 diciembre 2021 06:38

Amós García indica que el comportamiento de la gripe este año es bastante impredecible

A propósito del inicio de la campaña de vacunación frente a la gripe, que tendrá lugar en los próximos días, el presidente de la Asociación Española de Vacunología y jefe de Epidemiología del Servicio Canario de Salud, Amós García, ha advertido de que «el comportamiento que vaya a tener la gripe este año es bastante impredecible».

El experto, que ha hecho referencia a que la incidencia de la gripe en España el pasado año fue anecdótica debido a las medidas adoptadas para hacer frente a la Covid-19, ha anunciado que esta temporada la situación va a ser diferente a la de otros años.

Además del uso de la mascarilla, la distancia física y el lavado de manos y la amplia cobertura vacunal de la gripe el año pasado, según ha explicado el experto en declaraciones, el elemento que más caracterizó que hubiera poca gripe en 2020 fue «la propia presencia de la Covid-19».

«Normalmente, cuando hay un virus respiratorio tan abundante, como es el caso del SARS-CoV-2, este se hace tan predominante que apenas aparecen el resto de virus respiratorios –explica–. Este año ocurre que se van a relajar las medidas de contención de la Covid-19, no sabemos cómo será la cobertura vacunal de la gripe y, además, el SARS-CoV-2 no va a ser tan predominante, lo que puede significar que el hueco libre que deje el SARS-CoV-2 lo aproveche el virus de la gripe», ha anunciado el experto, incidiendo en la imprevisibilidad de este virus en esta temporada.

«No obstante, es cierto que en el hemisferio sur, que es donde nos solemos fijar para ver si el comportamiento puede ser similar al de nuestro hemisferio, ha habido también muy poca gripe esta temporada», ha tranquilizado García.

CAMPAÑA DE LA VACUNACIÓN DE LA GRIPE EN 2021

En cuanto a la campaña de la vacunación de la gripe de este año, el recientemente nombrado representante español del Comité Permanente de la Organización Mundial de la Salud para Europa ha confesado que espera que se repitan los resultados del año pasado.

«Se subió aproximadamente un 10 por ciento la cobertura de población mayor de 65 años, aunque a nosotros nos hubiera gustado que hubiera sido más, que hubiéramos llegado al 75 por ciento; pero, en cualquier caso, supuso un incremento notable, y eso siempre hay que subrayarlo», ha detallado García. Con todo, reconoce que «la situación que desencadenó el año pasado esa ilusión de tantos sectores de la ciudadanía por vacunarse quizá este año no sea la misma».

Así las cosas, una de las singularidades que caracterizan esta campaña de vacunación es que se realiza acompasada con la dosis de refuerzo de la vacuna contra la Covid-19 en la población de riesgo. Al respecto, el presidente de la Asociación Española de Vacunología ha recordado que esta estrategia no afecta a la respuesta inmunitaria o a la seguridad de la vacuna. «Se pueden poner perfectamente, cada una en cada brazo, en el mismo acto vacunal», recuerda.

«Esta posibilidad tiene un objetivo claro, de tipo logístico, ya que se facilita el disminuir procesos vacunales; es decir, de una sola visita se sale vacunado con dos productos, y eso evita tener que volver en otra ocasión, lo que es más incómodo para los ciudadanos y para los sanitarios». Con todo, ha recordado que esto depende de la organización de cada territorio.

SITUACIÓN DE LA PANDEMIA DE LA COVID-19

Preguntado por la situación actual de la pandemia, el experto ha expresado que la cobertura vacunal de la Covid-19 ha ido descendiendo el progreso de la pandemia. «Hay una correlación clara entre la vacunación y la situación de ahora, que es francamente buena», ha precisado.

«Esto no indica que nos encontremos en el final del problema, pero sí que estamos viendo el final más cerca. Todavía queda un camino por recorrer, porque todavía quedan personas por vacunar, pero se está avanzando de manera muy positiva», ha reiterado.

En este sentido, ha opinado que «no se puede decir que no vaya a haber una sexta ola», aunque no será tan grave como las anteriores. «Casos vamos a seguir viendo, casos que posiblemente tengan su origen en espacios cerrados poco ventilados, pero tengo dudas de que se produzcan de forma tan explosiva como para poder generar una nueva ola», ha aseverado García.

«Si se produjera esa ola, que no lo tengo nada claro, el impacto de la misma sería de otra manera, porque afortunadamente los casos graves que han configurado una situación dramática, como son las hospitalizaciones, los ingresos en UCI y los fallecimientos, están ya mucho más suavizados por la vacunación», ha afirmado.

Por otro lado, el experto ha expresado su rechazo a la extensión de la tercera dosis a la población general. «En estos momentos no lo veo», ha zanjado. «La veo claramente en inmunodeprimidos, donde no sería una tercera dosis, sino una dosis adicional, y la veo claramente en las personas mayores, porque, cuando se envejece, envejece también el sistema inmunitario, pero no la veo para el resto de personas», ha explicado el presidente de la Asociación Española de Vacunología.

«Además, no hay una evidencia científica sólida que indique que va a mejorar la calidad de la respuesta protectora en estos sectores poblacionales con respecto a la vacuna de la pauta completa», ha apuntado, para añadir que «no hay que olvidar» que se trata de una pandemia, «y los países en vías de desarrollo tienen que tener vacunas».

«Hay países que están pidiendo a gritos la primera dosis para ponérsela a quien no tiene ninguna», ha sentenciado, apelando a la falta de ética que supone inocular terceras dosis en población general si no hay evicencia científica, cuando hay países que aún no han inyectado la primera dosis.

«No es solo una cuestión de justicia y de equidad, también es una cuestión de interés epidemiológico. Si quedan países sin vacunar a sus ciudadanos, allí se van a seguir produciendo casos y esto se va a traducir en la aparición de nuevas variantes que nos acabarían afectando a todos», ha concluido.