sábado, 27 noviembre 2021 12:03

Desarticulado un grupo especializado en robos violentos de relojes de alta gama

Agentes de la Guardia Civil de Altea (Alicante), en una operación coordinada con los Mossos d’Esquadra de la División de Investigación Criminal (DIQUE) de la Región Policial de Barcelona, han desarticulado un grupo criminal que cometía robos violentos de relojes de alta gama en la modalidad conocida como método abrazo, mimosas o cariñosas.

A los detenidos se les imputan hechos delictivos cometidos en las localidades de Valls, Barcelona, Sant Pere de Ribas, Sitges, Vilanova i la Geltrú, Calella, Seguro de Calafell, en Cataluña y Altea, en la Comunidad Valenciana, según ha detallado la Benemérita en un comunicado.

Los integrantes del grupo tenían una gran movilidad a nivel internacional y se desplazaban por toda Europa. Acumulan detenciones en Francia, Bélgica, Países Bajos, Alemania y Reino Unido.

La investigación se inició a finales de julio de 2020, cuando se detectaron varios robos violentos, y se centró en un grupo de cuatro personas presuntamente especializadas en el robo de relojes de alta gama mediante robos con violencia y de joyas por el método del abrazo.

Los investigados, al parecer, acostumbraban a reunirse desde primera hora de la mañana y se desplazaban en vehículos ocupados por entre dos y cuatro personas. Normalmente se repartían las tareas de forma que uno de los hombres hacía de conductor y una o dos chicas asaltaban a las víctimas.

Los objetivos eran principalmente personas que llevaran relojes de alta gama. Cuando las detectaban, presuntamente las seguían con los vehículos hasta su domicilio, se acercaban, les preguntaban algo con el fin de distraerlas y las cogían por el brazo con la intención de robarles el reloj. En el supuesto de que la víctima se diera cuenta de la situación, agarraban el reloj con violencia hasta que conseguían llevárselo.

Entre los hechos de los cuales tuvieron conocimiento Mossos d’Esquadra, destacan dos robos cometidos en Valls, llevados a cabo con «una alta carga de violencia».

Los investigadores detectaron que en octubre de 2020 el grupo salió de España. Por ello, el Juzgado de Instrucción número 2 de Valls dio de alta órdenes de detención sobre cuatro de los principales investigados.

El 15 de septiembre se detectó que una de las principales investigadas había regresado a Altea (Alicante), acompañada de otros miembros del grupo, entre los cuales no había ninguno de los que habían actuado en Cataluña. En esta localidad cometieron un robo «haciendo uso de una violencia extrema», según ha apuntado la Guardia Civil.

Pocos días después, el día 26, agentes de la Guardia Civil de Altea detuvieron a dos personas por estos hechos, así como por la orden de detención emitida por el juzgado de Valls.

Los detenidos, de origen rumano, han pasado a disposición del Juzgado de Guardia de Benidorm (Alicante), que ha decretado el ingreso a prisión de la mujer por orden del Juzgado de Instrucción 2 de Valls (Tarragona), por dos robos con violencia en esta demarcación. El hombre, de 25 años ha quedado en libertad con cargos. A la detenida, de 27 años, le constan cuatro antecedentes por el cuerpo de Mossos d’Esquadra. La investigación continúa abierta y se prevén nuevas detenciones de otros miembros de la banda.