sábado, 4 diciembre 2021 21:46

El Congreso reactiva este miércoles la Comisión Kitchen con Villarejo

el corte ingles

El comisario jubilado José Manuel Villarejo y el exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional Enrique García Castaño reanudarán este miércoles, a las 16.00 horas, el calendario de comparecencias en la Comisión del Congreso que investiga la ‘operación Kitchen’.

Ambos repetirán en la Cámara Baja tras haber respondido ya a preguntas de los grupos parlamentarios en sendos interrogatorios celebrados en abril y mayo. En esta ocasión, Villarejo acudirá en pleno desarrollo del primer juicio que se sigue en su contra por tres piezas de la treintena que se investigan en el ‘caso Tándem’ y por el que se enfrenta a más de 100 años de prisión.

El comisario se sentará ante los representantes de los partidos cinco meses después de haberles dicho que se mensajeaba desde un teléfono con el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy sobre la evolución de la ‘operación Kitchen’, que, según dijo, era un encargo vinculado con la cúpula de la Policía y del Ministerio del Interior para captar información que tenía el extesorero del PP Luis Bárcenas. Aquel día, compareció durante cuatro horas.

García Castaño, por su parte, llegó a señalar al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y al exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez como conocedores de la operación en la que, según indicó, participó Villarejo por orden de Interior. El exjefe de la UCAO aclaró en aquella intervención que nunca existió un operativo policial denominado ‘Kitchen’, que ese nombre se le puso con posterioridad.

ENRIQUE LÓPEZ E IGNACIO COSIDÓ

Las comparecencias de Villarejo y García Castaño de este miércoles se unirán a las que la comisión dejó pendientes antes del parón de verano: la de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, la del exministro Jorge Fernández Díaz, y la del expresidente del Gobierno y del PP Mariano Rajoy. Hasta el momento no han trascendido cuándo acudirán al Congreso.

La reanudación de estas declaraciones tiene lugar aún después de que el juez Manuel García-Castellón, a cargo de las pesquisas en la Audiencia Nacional, diera fin a la investigación al concluir que la ‘Operación Kitchen’ existió y tuvo éxito, aunque la limitó al ámbito del Ministerio de Interior, por lo que propuso juzgar a Fernández Díaz. Está pendiente que la Sala de lo Penal resuelva los recursos de defensas, acusaciones y Fiscalía.

El pasado 5 de octubre se acordó en una reunión de la comisión a puerta cerrada los nombres de los próximos comparecientes. Según informaron fuentes parlamentarias, se aprobaron los propuestos por el PSOE y el PNV.

A Villarejo y García Castaño se sumarán luego el responsable de Justicia del PP, Enrique López, y el ex director general de la Policía Ignacio Cosidó, quien ya compareció ante la comisión. También está previsto que acuda por por primer vez quien fue su jefe de Gabinete, Pedro Agudo, e Ignacio Ulloa Rubio, quien fuera secretario de Estado de Seguridad con el ministro Fernández Díaz entre 2012 y 2013, y a quien también proponían Bildu y Junts.

Los socialistas también quieren que en la comisión indague sobre el espionaje a Bárcenas dentro de la cárcel de Soto del Real. Por eso, se llamará a quien dirigió ese centro entre 2012 y 2020, José Luis Argenta. Durante su declaración ante el juez Manuel García Castellón el pasado verano, Argenta negó que informara a Interior de los movimientos de Bárcenas, pero admitió que sí podría haberse hecho desde la inspección, que dependía de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

COMPARECERÁN LOS INVESTIGADORES DE LA ‘GÜRTEL’

En este contexto, se interrogará también a Isidro Sánchez Suárez, preso compañero de Bárcenas que supuestamente fue contratado para borrar de la nube información del extesorero y cuya comparecencia también defendía Unidas Podemos.

Otro de los convocados, a petición del PSOE y EH Bildu, es José Luis Ortiz Grande, jefe de gabinete de Cospedal durante su etapa como presidenta de Castilla-La Mancha (2011-2015) y como ‘numero dos’ del PP (2008-2018).

En el marco de la comisión, el PSOE también busca ampliar las pesquisas sobre las presiones a las que se sometió a los primeros investigadores de la trama ‘Gürtel’. Por eso se llamará al comisario general de Policía entre julio de 2012 y octubre de 2013, José García Losada –al que Bildu también reclamaba–; al agente en excedencia Enrique Báez Tabasco y al inspector jefe de la Policía y exjefe de la Sección de Vigilancias y Seguimientos de la Unidad de Asuntos Internos Jesús Vicente Galán Martínez, cuya presencia demandaba también Unidas Podemos.

CASADO Y SÁENZ DE SANTAMARÍA NO HAN SIDO CONVOCADOS

El listado de los socialistas no incluía al líder del PP, Pablo Casado, a quien que sí reclamaban sus socios de Unidas Podemos, además de ERC y Junts, pero cuya comparecencia no ha sido aprobada.

Tampoco ha salido adelante la de la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, a la que querían escuchar Vox, Bildu y Junts. Unidas Podemos había solicitado citarle cuando la comisión empezó a trabajar en enero, pero ahora se limitaba a pedir a su jefa de gabinete, María González Pico, propuesta que tampoco ha prosperado.

Otro de los nombres más solicitados fue el del exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán, al que apuntaron sin éxito Unidas Podemos, Bildu, Vox y Junts. ERC y Bildu sugerían además que interrogar de nuevo al exjefe de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas, pero no lo han logrado.

Los republicanos y la coalición abertzale señalaban también al policía en segunda actividad Antonio Giménez Raso y al excomisario Jaime Barrado, a quienes también demandaba Junts. Barrado investigó a Villarejo y organizó el reconocimiento fotográfico en el que la doctora Elisa Pinto le identificó como el hombre que la apuñaló. ERC, de hecho, solicitó que se citara a la propia Pinto.

NI IGLESIAS, NI ROBLES, NI LOS ABOGADOS DE PODEMOS

Además, ERC pretendía volver a escuchar a Bárcenas y al ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, mientras que Bildu metía también en su lista al ministro del Interior Fernando Grande Marlaska, al magistrado instructor de la ‘Gürtel’ Pablo Ruz y al fiscal José Grinda, este último también en el listado de los de Carles Puigdemont.

Asimismo, los republicanos planteaban que se tomase declaración al ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, al exalcalde de Estepona Antonio Barrientos y al exgerente de este ayuntamiento Pedro López. Los de Gabriel Rufián solicitaban, asimismo, que se convocara a quienes fueran dueños de Banca Privada de Andorra Higini y Ramón Cierco.

Unidas Podemos tampoco ha conseguido su objetivo de interrogar a los periodistas Eduardo Inda, Esteban Urreizkieta, Ernesto Ekaizer y Javier Ayuso, al abogado y empresario Mauricio Casals, a Francisco Correa, uno de los cabecillas de la trama ‘Gürtel’ ni al comisario coordinador de la Jefatura de la Casa de su Majestad el Rey, Pablo Antonio Peira Ramírez.

También han sido rechazadas todas las propuestas del PP que aspiraba a citar al ex líder de Podemos y ex vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, al cofundador del partido morado Juan Carlos Monedero, a la vicepresidenta tercera del Congreso y en su momento responsable el equipo jurídico de Podemos, Gloria Elizo, y los ex abogados del partido José Manuel Calvente y Marta Flor.

El primer partido de la oposición consideraba pertinente llamar también a la ministra Robles por haber sido autora en los años 90 como secretaria de Estado de Seguridad de la norma que desde entonces regula el uso de los fondos reservados, pero también para preguntarle por el papel jugado por Villarejo en las décadas en las que prestó servicio en Interior con los gobiernos socialistas.