domingo, 5 diciembre 2021 09:32

El juicio por el fichaje fallido de Orcel como CEO del Santander se reanuda este miércoles

El juicio contra Banco Santander por el fichaje fallido de Andrea Orcel como consejero delegado de la entidad se reanudará este miércoles, 20 de octubre, cuando está previsto que declaren los testigos de ambas partes.

Ya hace más de dos años que el banquero italiano, procedente de UBS y ahora consejero delegado de UniCredit, demandó a Banco Santander por dar marcha atrás en su nombramiento como consejero delegado del banco español.

En un inicio, Orcel reclamó una indemnización de 112 millones de euros, que después ha rebajado hasta 76 millones: 17 millones de prima de incorporación, 29 millones por la parte del bonus diferido que estaba pendiente de percibir en UBS y que Santander podía haber asumido (‘buy out’), 20 millones correspondientes al sueldo que iba a cobrar en Santander durante dos años y 10 millones de euros por daños morales y reputacionales.

Tras no haber llegado a ningún acuerdo las partes durante la vista previa, se fijó el 10 de marzo como fecha de inicio del juicio, pero el procedimiento se ha visto interrumpido en varias ocasiones.

La única vista que se ha celebrado hasta ahora fue la del 19 de mayo, en la que compareció la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, en calidad de representante de la entidad demandada.

En la próxima cita que se celebra en los Juzgados de Plaza Castilla, está previsto que testifiquen por videoconferencia el presidente de UBS, Axel Weber, y el director global de Compensaciones de UBS, Mark Shelton.

También están citados a declarar como testigos el exdirector de Recursos Humanos del Santander, Roberto di Bernardini, y el secretario general y del consejo del banco español, Jaime Pérez Renovales.

El juez deberá dirimir si la carta de oferta que envió el Santander a Orcel era o no un contrato válido. Desde el banco defienden que no lo fue, pues el contrato estaba sujeto a la aprobación del consejo de administración, de la junta de accionistas y de la evaluación de idoneidad del BCE.