domingo, 5 diciembre 2021 09:25

Miles de personas se manifiestan en defensa de un futuro industrial para A Mariña

Miles de personas han respondido este domingo a la llamada de los sindicatos CIG, CC.OO. y UGT para participar por las calles de Viveiro (Lugo) en una gran movilización ‘Polo futuro da Mariña’, que ha reclamado a las administraicones una solución a la crisis industrial que vive la comarca.

Vecinos, trabajadores, asociaciones de comerciantes y representantes públicos de diferentes formaciones políticas, entre ellos alcaldes mariñanos de PP, PSOE y BNG, han secundado esta movilización que ha tenido como principal trasfondo los anunciados cierres de las plantas de Alcoa San Cibrao (Cervo) y de Vestas en Chavín (Viveiro).

La manifestación ha partido a las 12,00 horas del mediodía desde la sede de la Cruz Roja y ha transcurrido por las calles del municipio hasta concluir en los Xardíns de Noriega Varela, donde se ha procedido a la lectura de un manifiesto.

El responsable de Unión Local de la CIG en A Mariña, Xorxe Caldeiro, ha reclamado soluciones políticas a las reivindicaciones sociales, industriales y de inversiones después de un año en el que la situación fue a «peor». De hecho, a los ERE de Alcoa y Vestas ha sumado otras empresas que desaparecieron o se encuentran en crisis como Muebles Hermida y Sargadelos.

Así, Caldeiro ha explicado que la situación de los sectores tradicional, pesquero, agrícola y de la construcción «fueron toques de atención no atendidos» que avanzaban la necesidad de que se implantasen en la comarca «nuevas empresas que diversificasen el tejido industrial y económico».

«A los representantes del Gobierno español y de la Xunta se les llena la boca apoyando nuestras reivindicaciones, pero cundo llegan a Madrid o a Santiago se olvidan de nosotros», ha denunciado, al tiempo que ha reclamado «hechos, no palabras» ahora que arrancarán las tramitaciones de los presupuestos autonómicos y estatales para 2022.

Ante este panorama económico, el secretario xeral de la CIG, Paulo Carril, ha hecho referencia a los ERE de Alcoa y Vestas para urgir a la derogacion íntegra de las reformas laborales tanto de 2010 como de 2012, porque permitieron que «todo el poder de decisión sobre despidos colectivos estén en manos de las empresas».

ANA PONTÓN PIDE UN PLAN INDUSTRIAL

Por parte de las formaciones políticas, ha acudido a la movilización la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, quien ha reclamado tanto a la Xunta como al Ejecutivo estatal un plan con «políticas ambiciosas» para paliar una crisis «que lleva demasiado tiempo sufriendo la comarca» y que se ha llevado por delante «en la última década más de 1.000 empleos en la industria».

«Desde el BNG estamos hoy en esta movilización apoyando a los vecinos de A Mariña, que están lanzando un SOS por Alcoa, por Vestas, pero también un SOS porque están viendo cómo les están robando el futuro», ha explicado.

La líder nacionalista no ha dudado en culpar tanto al Estado como a la Administración gallega: «Son los responsables de esta pérdida de empleo industrial y de que hoy tengamos a toda una comarca con el corazón en un puño porque está en juego su futuro».

«Alcoa solo necesita una intervención pública y en Vestas se podrían salvar empleos vinculando los nuevos parques eólicos a que una parte de los componentes se hagan en Galicia y esto evitaría la deslocalización de empresas», ha sugerido Pontón.

«INTERVENCIÓN INMEDIATA» DE ALCOA

Por su parte, el diputado de Galicia en Común Antón Gómez-Reino ha reclamado al conjunto de las administraciones un mayor «apoyo institucional» para A Mariña en materia industrial y de infraestructuras desde el ámbito presupuestario.

En este contexto, Gómez-Reino ha recordado que Alcoa está «en una semana clave» para su futuro –el miércoles, el Tribunal Supremo examinará el recurso de la empresa contra la anulación del ERE que afecta a más de 500 empleados de San Cibrao– y ha reclamado una «intervención inmediata» de la factoría por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

En concreto, fue la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) la que decretó como nulo el ERE al apreciar «mala fe» en las negociaciones por parte de Alcoa, cuyo «fin único y primordial» era «apagar las cubas y cerrar la fábrica de la manera más rentable posible».

UN PRECIO ENERGÉTICO «JUSTO»

Precisamente, una amplia representación de la plantilla de San Cibrao ha participado en la movilización en Viveiro ataviados con los habituales cascos y atuendos de trabajo y con una pancarta que reclamaba un precio de la energía «justo».

El presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, ha avanzado dos movilizaciones para la jornada del miércoles –coincidiendo con la deliberación del Supremo– a las 11,00 de la mañana y a las 20,00 de la tarde a las entradas de la fábrica.

Así, ha hecho un llamamiento a que los empleados lleven «linternas y velas», además de la ropa de trabajo, ya que la intención es «hacer un poco de espectáculo en la puerta» a modo de protesta.

EL PP PIDE AL GOBIERNO QUE «DEJE DE BOICOTEAR»

También ha acudido a Viveiro una delegación del Partido Popular encabezada por su presidenta en la provincia, Elena Candia, quien ha demandado al Gobierno que «deje de boicotear» a la comarca y acometa cambios en sus políticas energéticas. De hecho, se ha sumado a la petición lanzada esta semana por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para que la SEPI intervenga temporalmente la factoría de San Cibrao.

El portavoz popular en la Diputación de Lugo, Javier Castiñeira, ha subrayado el apoyo del partido a las demandas de los vecinos y sindicatos de A Mariña «para evitar el desmantelamiento industrial de la comarca», provocado por «el alto precio de la energía».

«Pedimos un cambio absoluto de la estrategia energética y de la política del Gobierno del Estado, cambios en los Presupuestos del Estado, que van contra A Mariña», ha recalcado.

EL ESTADO SE «DESENTIENDE», AFIRMA RUEDA

Sobre la situación de Alcoa y la comarca también se ha pronunciado este domingo el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda. En una entrevista concedida a la Radio Galega, ha afeado al Gobierno central que con San Cibrao haga lo mismo que «con todos los temas difíciles».

«Primero hace mucha propaganda y, cuando ve que hay que mojarse y tomar decisiones, empieza a desentenderse», ha resumido, para seguidamente urgir a la SEPI a que acometa «una intervención, por lo menos temporal».

No en vano, Rueda también ha puesto el foco en que es el precio energético y la «falta de un régimen para las industrias electrointensivas en España y en Galicia» lo que está «condicionándolo». «Es una competencia estatal», ha puntualizado, al tiempo que ha acusado al Ejecutivo de Pedro Sánchez a acometer una transición energética «sin ninguna planificación, a tontas y a locas».