miércoles, 1 diciembre 2021 03:32

Vox clama contra el Ramadán como festivo cuando lleva años aceptando el día del Cordero

Cambia el calendario laboral de Ceuta para acoger al día del Ramadán como festivo. Esta decisión ha sido duramente criticada por Vox Ceuta que ha acusado al Gobierno del Partido Popular de la ciudad autónoma de «marroquinizar» la ciudad al incluir esta festividad islámica. Sin embargo, en el calendario laboral ceutí ya estaban incluidas otras festividades musulmanas como el día del Cordero y Vox las ha aceptado sin ningún tipo de problema en años precedentes. Tampoco las había denunciado hasta ahora según apuntan fuentes cercanas al Ejecutivo ceutí. Pero la necesidad de crear tensiones con la comunidad marroquí y el resto de los grupos parlamentarios impera en la Asamblea de Ceuta.

El portavoz de Vox en Ceuta, Carlos Verdejo, ha sido el encargado de denunciar esta situación atacando al Ejecutivo de Juan Jesús Vivas. Lo ha hecho a través de su cuenta de Twitter y es que para el partido de derechas lo que han hecho los populares es «una verdadera estafa a los ceutís ya que han conseguido su objetivo de imponer como festivo el final de Ramadán suprimiendo el correspondiente al día de la Navidad”. Sin embargo, no se ha eliminado como día festivo el día de navidad fechado el 25 de diciembre, sino que se ha impuesto como laborable el 26 de diciembre, una fecha que en muchas comunidades autónomas tampoco es festivo.

El Grupo Parlamentario Vox, dirigido por Juan Sergio Redondo en Ceuta, alerta de que “este es otro gesto más de la marroquinización del Gobierno del Partido Popular soportado por el PSOE, que ha omitido la fiesta de San José o la de Santiago Apóstol para incluir la fiesta del Sacrificio en el decreto firmado de manera ilegal el pasado 28 de septiembre”. “Desde Vox consideramos una verdadera canallada que el Gobierno del PP y sus socios de la ultraizquierda socialista se hayan servido de artimañas y engaños para cercenar el legítimo derecho de los grupos parlamentarios a defender su propuesta íntegra y alternativa de calendario laboral”, subraya Redondo.

Además, la formación ha anunciado que procederá a impugnar el decreto firmado por Vivas. Para ello iniciará las correspondientes acciones judiciales con el objetivo de “declarar nulo el calendario laboral propuesto por el gobierno marroquinizador del PP”. Sin embargo, este anuario de festivos ya contaba con otros días no laborables debido a festividades islámicas a las cuales Vox nunca se ha opuesto.

la formación ha anunciado que procederá a impugnar el decreto firmado por Vivas

Actualmente, Vox cuenta con cuatro diputados en la Asamblea de Ceuta. Se tratan de Juan Sergio Redondo Pacheco, Carlos Francisco Verdejo Ferrer, Francisco José Ruiz Enríquez y Ana Belén Cifuentes Cánovas. Los cuatro representantes de Vox ejercen una férrea oposición sobre el presidente Juan Jesús Vivas al que acusan de ser «promarroquí y de no defender los intereses de España».

EL PP SE DEFIENDE

Por su parte, el Partido Popular ha decidido incluir esta festividad en el calendario laboral ya que es un día muy importante para la comunidad musulmana que reside en Ceuta. La población de procedencia árabe que reside en la ciudad rifeña alcanza elevados porcentajes que llegan incluso a al 50% de la población. Es por ello, que el calendario propuesto se ha tenido que adaptar a la fiestas de la comunidad musulmana ya que durante la jornada de Ramadán mucha de la población ceutí no acudía a su lugar de trabajo.

Fuentes del Partido Popular apuntan a que estas criticas de Vox aluden al carácter incendiario y populista de la formación liderada por Santiago Abascal. Vox no mantiene buena sintonía con el resto de Grupos Parlamentarios de la Asamblea de Ceuta y las confrontaciones entre ambos son habituales durante las sesiones plenarias. «Buscan la confrontación pero aquí hay que gobernar con mano izquierda y aceptar la realidad social de la ciudad», apunta un alto cargo de los ‘Populares’ a MONCLOA.com

Juan Vivas PP
Juan Jesús Vivas (PP)

Y es que precisamente esta necesidad de ceder a la realidad social de una ciudad en la que conviven dos religiones monoteístas es la razón por la que el Ejecutivo de Vivas ha tenido que incluir el Ramadán como día festivo. Gobernar sin respetar una de las religiones que profesa la mitad de los ciudadanos del territorio podría acarrear múltiples problemas.

Además, como ha podido saber MONCLOA.com, esta festividad también llegará hasta el calendario laboral propuesto por Melilla. El PSOE y Coalición por Melilla propusieron al presidente independiente, Eduardo de Castro, la inclusión del Ramadán como festivo. El Partido Popular en un principio no iba a apoyar esta propuesta ya que no coincidía con un festivo escolar, pero finalmente si lo hará para facilitar la convivencia entre los ciudadanos árabes y españoles que residen en la ciudad autónoma ubicada en el continente africano.