martes, 30 noviembre 2021 14:10

Alcalde de Zaragoza confía en que el autor de la agresión a un policía en un bus urbano «sea detenido cuanto antes»

el corte ingles

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha manifestado que espera que el autor de la agresión a un agente del Cuerpo Nacional de Policía, hechos ocurridos en la madrugada del pasado domingo, día 17 de octubre, «sea detenido cuanto antes». El policía, fuera de servicio, que viajaba como pasajero en un bus urbano, instó a un joven a que se pusiera la mascarilla pero recibió como respuesta varias patadas y un puñetazo.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha convocado este lunes, ante la Jefatura Superior de Policía, una concentración en señal de protesta por dicha agresión, a la que ha asistido Azcón, quien ha afirmado lo siguiente: «Yo solamente espero que este indeseable sea detenido cuanto antes, y que lo pague con todo el peso de la ley». Ha insistido en la necesidad de «reforzar» la figura de autoridad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El joven autor de los hechos se encuentra en busca y captura.

Además, el pasado 12 de octubre, un subinspector de la Policía Nacional sufrió una agresión, en el barrio zaragozano de Casablanca.

La delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, también presente en el acto ha dicho: «Asistimos a esta concentración para condenar y visibilizar el buen trabajo que hace la Policía, incluso fuera de servicio, aunque lamentablemente existen casos como el ocurrido al agente este pasado sábado».

Los policías «no coartan la libertad de nadie», ha proseguido Serrano, y «no interrumpen ningún acto lúdico ni festivo», por lo que siempre que haya actitudes como las que se han vivido en los últimos días, «nuestro gesto será de repulsa».

Por su parte, el secretario provincial del SUP, Ángel Mena, ha avanzado que el sindicato se va a personar en la causa como acusación particular, y a pedir «condena por delito de odio en las dos agresiones», en referencia a lo sucedido en el autobús urbano y a la paliza que recibió el agente el día 12 de octubre.

Mena ha lamentado que se ha perdido el principio de autoridad y que salga «muy barato agredir a un funcionario público». Además, ha añadido: «No tenemos el respaldo institucional ni del ministro, ni de los partidos políticos, ni de nadie».

CAMBIOS EN LAS CONDENAS

El secretario de Asuntos Jurídicos del sindicato Justicia Policial (Jupol) en Zaragoza, Antonio Elijarde, ha apuntado que los casos de atentados a agentes de la autoridad han subido en las últimos años entre un 20 y 25 por ciento,

«Las agresiones a los policías salen muy baratas, y deberíamos considerarnos autoridad, incrementando así las sanciones y penas», ha apostillado Elijarde, quien ha remarcado que en muchas ocasiones, los policías «no actúan como deberían por miedo a ser grabados y a la opinión pública» y «parece que se está tomando como diversión agredir a la policía».

No obstante, «hay cierta parte del Gobierno que no condena, incluso justifica este tipo de agresiones», ha criticado. Por ello, desde Jupol se va a impulsar una reforma legislativa para intentar endurecer las penas, el delito de atentado y el de resistencia grave a agente de la autoridad porque «basta de multas irrisorias, hay que poner delitos de prisión», ha demandado Elijarde.

También Jupol se personará como acusación particular en el caso de agresión al Policía en el interior del autobús, como en el caso de los disturbios acontecidos en la noche del 11 al 12 de octubre en el Casco Viejo, «porque vemos una indefensión», ha destacado el representante de este sindicato.

A las peticiones de reforma en la legislación, Jorge Azcón ha agregado que el Partido Popular ha presentado en el Congreso una medida «para reforzar el carácter de autoridad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», que se debatirá este jueves.

«Ese es el camino», ha enfatizado Azcón, «no solamente la condena unánime de todos los que nos consideramos demócratas y la repulsa más absoluta de este tipo de actividades».

Además, sobre los datos de detenidos por la Policía Local en la semana del Pilar de 2021, el alcalde ha considerado «no han sido muy distintos a los de 2019», e incluso alguno menos, aunque «la preocupación del Ayuntamiento de Zaragoza es máxima».

PALIZA A OTRO AGENTE EN EL BARRIO DE CASABLANCA

El subinspector de la Policía Nacional, José Luis Román, destinado en Tudela, pero residente en la capital aragonesa recibió el pasado 12 de octubre, a las 12.00 horas, una paliza en el barrio de Casablanca, mientras tenía lugar el ‘Tragachicos’, un acto tradicional de esta Semana Cultural del Pilar.

Román ha relatado que al llegar a una supermercado situado en la calle Embarcadero, había una persona en la calzada a la que le pidió, por favor, que se subiese a la acera para poder aparcar. El hombre accedió «sin ninguna pega», y durante la maniobra, éste golpeó el espejo retrovisor y propinó una patada en la parte trasera del vehículo.

Ante este hecho, el subinspector ha sostenido que se bajó de su coche para recriminarle su actitud , a lo que él respondió con un puñetazo que pudo parar, y al identificarse como agente, el agresor le golpeó la mano en la que llevaba la placa y la tiró al suelo. Ha agregado lo siguiente: «Al agacharme para recogerla, me empujó, me tiró de espaldas, y al intentar levantarme, me dio una patada en la cara». El agresor, de nacionalidad española, y de unos 40 años de edad, según ha informado Román, fue detenido «rapidamente».