jueves, 9 diciembre 2021 11:57

Pedro Sánchez refuerza su gabinete con el histórico socialista Antonio Hernando

Un nuevo fichaje. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, continúa reforzando su equipo tras a salida de Iván Redondo. Primero trajo como director de gabinete al socialista Óscar López. Y ahora, el presidente ha querido echar toda la carne en el asador con el fichaje de Antonio Hernando, uno de los pesos pesados del PSOE durante las etapas de José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba. Hernando se había reciclado en la consultora Acento, donde trabajaba codo con codo con otros reconocidos políticos como los exministros José Blanco o Alfonso Alonso. El fichaje de Hernando por parte de Sánchez refuerza directamente el equipo de Moncloa, pues quien fue portavoz del PSOE ahora ejercerá de adjunto al jefe de gabinete del presidente.

Hernando es un valor diferencial en el PSOE. Ha sido precisamente ese peso y ese reconocimiento interno en el partido el que ha llevado al presidente del Gobierno a fichar a Antonio Hernando. Este reconocido socialista ha sido todo dentro del PSOE. Conoce la casa como si fuera la suya. Ha sido desde portavoz hasta secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE. Pero sobretodo, goza de un respeto en Ferraz que el presidente del Gobierno ha querido aprovechar para su gabinete y para cerrar las heridas que aún hay abiertas en el partido. El fichaje de Óscar López fue en ese sentido y con la incorporación de Hernando al equipo de Moncloa Sánchez pretende cerrar ese círculo.

Hernando es licenciado en Derecho y tiene un Máster en Comercio Internacional. Pero la entrada del diputado en la política fue algo más tarde. Antonio Hernando entró en la Ejecutiva del PSOE en 2008, con José Luís Rodríguez Zapatero al frente del partido y como presidente del Gobierno, y continuó en la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba en calidad de portavoz. Solo que Rubalcaba hubiera contado con Hernando para su equipo es algo que ha llevado a Hernando a gozar de un respeto en el partido que pocos tienen. Razón que ha llevado a Sánchez a llamar a su puerta en la consultora Acento para ofrecerle el cargo de adjunto a la jefatura de gabinete de Presidencia del Gobierno.

gobierno
Antonio Hernando y Mariano Rajoy se saludan en el Congreso.

No hay que olvidar que la salida de Redondo ha dejado un vacío importante en el equipo de Gobierno del presidente. Vacío que López no ha conseguido llenar del todo y que Sánchez ha buscado complementar con el apoyo de Hernando. Hasta ahora, el que fue diputado socialista y portavoz del PSOE se había reciclado en la consultora Acento con un éxito notable, alejándose de las puertas giratorias y de toda esa mala fama que envuelve a algunos altos dirigentes políticos hasta el punto de que había desaparecido aparentemente del mapa político. Sin embargo, Sánchez ha querido «robar» a Hernando a la consultora para que le ayude en Moncloa y para cerrar heridas con un PSOE que el propio presidente rompió durante esos convulsos años en los que la expresidenta de Andalucía Susana Díaz intentó asaltar el poder.

El fichaje de Hernando se ha hecho público en un momento clave para Sánchez. El presidente se juega su pervivencia política con un año 2022 que se aproxima cargado de movimientos electorales y condicionado por las ayudas europeas que regarán unos Presupuestos claramente socialistas y enfocados a la inversión pública. En todo esto, Hernando estará junto al presidente para intentar mejorar los resultados de un PSOE a la deriva desde la derrota electoral en la Comunidad de Madrid y asesorará al presidente en uno de los años más frenético de su historia política. Sea como sea, Hernando está acostumbrado a este ajetreo y sabe cómo lidiar con estos asuntos.

la vuelta de Hernando a la política le ha cogido desprevenido, dado que ya se había «desintoxicado» de este mundo

Aún así, la vuelta de Hernando a la política ha cogido completamente desprevenido a un exportavoz que ya se había «desintoxicado» de este mundo tan complejo. El socialista veía su paso por la política como una etapa completamente pasada y no tenía intención de volver al ruedo. Ha sido la llamada del presidente y de su compañero de partido Óscar López la que le ha llevado a aceptar una empresa que no se esperaba. Hernando será el nuevo Redondo junto a López y juntos tendrán que mejorar la trayectoria de un PSOE tocado. Entretanto, el flamante adjunto al jefe de gabinete del Gobierno se ha despedido de sus compañeros en Acento, pues también hay socialistas como José Blanco o Elena Valenciano, para volver a la política. Pero a la alta política.