jueves, 2 diciembre 2021 05:05

Según Sonia Lucena, la psiconutrición se establece como la solución para adoptar definitivamente un estilo de vida saludable

Con el propósito de mejorar los hábitos en la alimentación de una persona, la psiconutrición es la disciplina que trabaja de manera conjunta la psicología y el área nutricional. Esta corriente intenta entender las emociones y las conductas que tienen relación con la comida y se encarga de dar respuesta a trastornos alimenticios, como la anorexia o la bulimia.

Sonia Lucena, especialista en psicología y nutrición con más de 10 años de experiencia, ha creado un método personalizado basado en la psiconutrición para ayudar a crear un estilo de vida saludable.

Cuidarse para estar sano

Cuando las personas no se sienten bien con su peso, suelen hacer dietas muy restrictivas en las que eliminan muchos alimentos o dejan de hacer comidas para bajar de peso. Estos regímenes alimenticios no son recomendables, pues al dejarlos la persona vuelve a ganar los kilos perdidos o incluso los incrementa. Estas dietas tienen un efecto rebote y hacen que el individuo se sienta frustrado al no conseguir sus objetivos.

En este sentido, la especialista Sonia Lucena invita a hacer un cambio de paradigma con base a la concepción que tiene la persona de sí misma, entendiendo que merece cuidarse para estar sana. La psiconutrición puede ser la clave para comprender las emociones relacionadas con la comida y saber cómo manejarlas para adoptar una alimentación saludable durante toda la vida.

Gestionar las emociones y conductas para conseguir un estilo saludable

La psiconutrición es una disciplina que contribuye a que las personas identifiquen y gestionen de forma adecuada las emociones o conductas relacionadas con la alimentación, con la finalidad de adoptar un estilo saludable y perdurable en el tiempo. Se encarga de analizar en profundidad cada caso para entender qué emociones experimenta la persona al comer, es decir, es necesario comprender si come por ansiedad, por aburrimiento, como recompensa ante una situación triste o estresante, si siente culpa después de comer y cualquier otra situación relacionada.

Una vez atendida la parte psicológica de cada individuo, se procede a trabajar la parte nutricional, con una serie de estrategias para alimentarse de forma saludable. Sonia Lucena ayuda en las dos áreas y contribuye a entender los anclajes emocionales que han llevado a caer en un círculo vicioso de dietas, los hábitos alimenticios y las características de la nutrición personal.

Mediante la web de esta especialista, la persona interesada puede solicitar un plan personalizado, en el cual se tomarán en cuenta sus gustos y fobias hacia ciertos alimentos, además de sus necesidades nutricionales y rutinas. Asimismo, Sonia Lucena enseña a planificar las comidas y a elaborar recetas sencillas y deliciosas, pero a la vez saludables y variadas.