sábado, 27 noviembre 2021 07:09

Los científicos insisten en que el final de la erupción aún está «lejos»

La portavoz del Comité Científico del Pevolca y directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, ha insistido en que todavía no se puede hablar del final de la erupción del volcán de la isla de La Palma a corto o medio plazo, a pesar de que las tasas de emisión de dióxido de azufre (SO2) hayan venido descendiendo en los últimos días.

María José Blanco ha señalado en rueda de prensa que, según han indicado desde el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), las tasas de emisión de SO2 llevan decreciendo en las últimas horas, pero recalcó que tendrían que alcanzarse valores inferiores al dato registrado en el día de hoy (9.938 toneladas) para que se pueda llegar a decir que el proceso eruptivo pueda llegar a su fin.

La portavoz del Comité Científico ha reiterado que aún «estamos lejos» de que eso ocurra, pues se están registrando valores que, aunque menores, todavía se pueden catalogar de altos. Por su parte, el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, precisó que aunque puedan parecer cantidades algo inferiores a las de días pasado, se trata de valores subestimados y que aún están «muy por encima» de lo que podría ser el inicio del fin de la actividad volcánica.

Preguntada por la menor actividad registrada en el día de hoy en el centro emisor, María José Blanco recordó que ya el pasado 27 de septiembre se produjo durante unas horas un parón total de la señal del tremor y de los signos visibles de superficie y finalmente «no significó nada», pues luego empezaron fases «más visibles y más explosivas» que las jornadas anteriores, por lo que puede ser algo «efímero» y que retome la actividad anterior.

En cuanto al informe diario del Comité Científico, indica que la erupción fisural continúa mostrando mecanismo estromboliano y el Índice de Explosividad Volcánica (VEI por sus siglas en inglés), con valores entre 0 y 8, sigue hasta ahora en 2.

El centro emisor que se reactivó el pasado día 16 continúa con su actividad de emisión de cenizas intermitente. No se descarta la aparición de nuevos centros de emisión en el entorno del cono principal, así como otros observables superficiales (emisiones visibles de gas) dentro de la zona de exclusión.

La morfología del cono cambia de manera reiterada por los sucesivos procesos de crecimiento y reconfiguración. El proceso eruptivo puede mostrar episodios de incremento y disminución de la actividad estromboliana, así como pulsos con actividad freatomagmática. La altura de columna de cenizas y gases medida hoy, así como su dispersión, alcanza los 5.000 metros.

Durante el día de hoy se prevé que vaya remitiendo la masa de aire sahariana que está aportando material particulado de hasta 10 micras (PM10). La inversión térmica continuará a bajas altitudes (por debajo de 500-1.000 m) hasta el próximo día 22, que recuperará valores típicos para la época del año. Lo anterior, unido a la escasa ventilación que existe en zonas bajas del oeste de La Palma, son condiciones desfavorables desde el punto de vista de calidad del aire.

En altura (entre 1.500-3.000 m) predominará el viento de componente nordeste a componente sur y la posición más probable del penacho de cenizas y SO2 es una disposición hacia el norte desde el foco eruptivo. Se prevé que el viento gire a norte-nordeste en los niveles comprendidos entre 1.500 y 3.000 m y esta distribución del viento dispondrá el penacho hacia el suroeste de La Palma. No se descarta que las cenizas puedan afectar a la operatividad del Aeropuerto durante el día de hoy y primeras horas de mañana. A partir de mañana el escenario es más favorable para la operatividad del Aeropuerto.

La sismicidad continúa localizándose, principalmente, cercana a la sismicidad de los primeros días, a profundidades entre 10 y 15 km. Se registran también terremotos situados a profundidades superiores a 20 km. Se mantienen los valores altos de la amplitud de la señal de tremor, con pulsos de intensificación. La magnitud máxima observada en las últimas 24 horas ha sido 4.3 mbLg de un evento a 37 km de profundidad, y sentido con intensidad de III-IV EMS. El nivel de sismicidad actual sigue indicando que es posible que se produzcan más sismos sentidos, pudiendo originar pequeños derrumbes en zonas de pendiente. No se registra sismicidad superficial significativa.

La deformación muestra un patrón de estabilidad en el entorno del centro eruptivo y una ligera deflación regional de origen profundo detectada en las estaciones más alejadas del centro eruptivo.

Durante el día de ayer, la emisión de dióxido de azufre (SO2) asociado al penacho volcánico (emanaciones visibles de gases volcánicos) continúa registrando valores altos y acordes al proceso eruptivo, alcanzando valores de 9.938 toneladas diarias (valor subestimado). Así mismo, la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a los 220 km2 de la dorsal volcánica de Cumbre Vieja (emanaciones no visibles de gases volcánicos), refleja una tendencia descendente desde el pasado día 12 y ha sido estimada en 822 toneladas diarias a fecha de ayer. La emisión difusa de CO2 en la estación geoquímica de Los Llanos (LP10) refleja una mayor fracción magmática-hidrotermal que la observada en la estación geoquímica de Fuencaliente (LP08). Todas estas observaciones geoquímicas son coherentes con el actual proceso eruptivo.

Respecto a la calidad del aire, en lo relativo al dióxido de azufre (SO2), durante el día de ayer los valores se mantuvieron alejados del umbral horario. Cabe destacar que los máximos horarios de ayer se registraron en las estaciones de la vertiente este de la isla, con un valor horario puntual de 102 microgramos/m3 a las 16.00 horas en la estación de La Grama que se redujo significativamente en las horas posteriores. Los registros horarios de estas últimas 24 horas se han mantenido alejados del umbral horario (establecido en 350 microgramos/m3) en todas las estaciones de la isla. A lo largo de la mañana de hoy se han registrado valores en torno a los 100 migrogramos/m3 en Puntagorda a las 09.00 horas y en San Antonio a las 04.00 horas, cuya evolución habrá que monitorizar en las próximas horas.

Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), los valores medidos en el conjunto de estaciones continuaron en niveles altos, según la tendencia ya detectada desde el pasado sábado, y como consecuencia de la entrada de una masa de aire sahariano. De este modo, durante el día de ayer se produjeron superaciones del umbral diario (establecido en 50 microgramos/m3) en todas las estaciones de la isla de La Palma. Las superaciones del umbral diario de PM10 están siendo generalizadas en otras estaciones de la red de medición de la calidad del aire ubicadas en el resto de islas, asociadas a la intrusión de aire sahariano citada.