domingo, 28 noviembre 2021 10:23

Hernández de Cos pide consenso y acuerdos amplios para las reformas de calado

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández Cos, ha enfatizado en la emergencia de alcanzar consensos políticos sobre el destino de los fondos europeos, así como para las reformas de calado, cuestiones para las que ha remarcado la importancia de que estén apoyadas en los resultados de evaluaciones económicas «sólidas», ante una situación de «enorme» incertidumbre como la actual.

Así lo ha expuesto en la entrega por parte del Consejo General de Economistas de España de la Gran Cruz al Mérito en el Servicio de la Economía de 2021 con la que ha distinguido al Banco de España, a su gobernador, Pablo Hernández de Cos, y –a título póstumo– al economista Enrique Fuentes Quintana.

El gobernador ha apuntado que desde la pandemia, estos consensos sociales y políticos básicos son particularmente necesarios para afrontar situaciones de enorme incertidumbre como la actual, en que se precisan reformas de calado para mejorar el bienestar de los ciudadanos.

«Un consenso sobre qué reformas realizar y con qué contenido, apoyadas en los resultados de evaluaciones económicas sólidas, proporcionaría a la política económica estabilidad más allá del ciclo electoral y, por tanto, credibilidad frente a los ciudadanos y a los inversores, multiplicando así su impacto positivo», ha remarcado durante su intervención.

Además, ha abogado por un acuerdo amplio en cuanto a los fondos europeos y su destino, sobre la base de una constante y rigurosa evaluación, que ofrecería las mayores posibilidades de alcanzar un país más próspero, que proporcione más y mejores oportunidades para todos.

En suma, el gobernador ha resaltado la necesidad de llegar a amplios acuerdos políticos, sociales y también intergeneracionales para afrontar con confianza el futuro. «En nuestra historia reciente, siempre que la sociedad española ha puesto las luces largas y abordado con determinación un horizonte de largo plazo, el resultado han sido mayores cotas de libertad y de prosperidad», ha asegurado.

Todo ello, añadió, que por muy firmes que sean los postulados ideológicos sobre los medios que se deben emplear para determinadas políticas públicas, «los decisores deben estar abiertos a dejarse interpelar por los resultados de evaluaciones rigurosas e independientes».

ESPAÑA VA CON RETRASO EN LAS EVALUACIONES

El gobernador ha reconocido que las evaluaciones ex post de políticas ya aplicadas en España van con retraso respecto a otros países del entorno, a causa de las limitaciones existentes, según Hernández de Cos, en el actual ecosistema administrativo, político y social, que no fomenta suficientemente la inserción del proceso de evaluación dentro del ciclo de diseño y revisión de los programas de políticas públicas.

En el contexto actual, el gobernador considera que el despliegue masivo de fondos europeos, por ejemplo, con el objetivo declarado de transformar la economía y aumentar su potencial de crecimiento, es una ocasión óptima para reforzar la evaluación de políticas públicas.

REMARCA EL PAPEL INDEPENDIENTE DE LA INSTITUCIÓN

De Cos ha insistido en los valores en los que se asienta la institución, que son la independencia, la transparencia, el servicio público, la integridad y la excelencia.

Así, considera que, desde el rigor y la independencia, el Banco de España puede contribuir decisivamente, adoptando una cultura de evaluación permanente de las actuaciones derivadas de sus responsabilidades, proporcionando a otros decisores de política económica los mejores análisis y propuestas para mejorar el crecimiento económico y el bienestar de los ciudadanos.

En este sentido, ha explicado que la independencia de los bancos centrales viene motivada por consideraciones de interés general, con el convencimiento de que esa independencia permite lograr un beneficio para la sociedad superior al que se conseguiría si las competencias fueran asumidas directamente por la autoridad política.

En su discurso, el gobernador también ha incidido en la necesidad de mejorar la educación económico-financiera de la población y ha avanzado que el Banco de España va a realizar en los próximos meses la segunda ola de la Encuesta de Competencias Financieras. Y, en coordinación con la OCDE, se acaba de concluir un trabajo para valorar las competencias financieras entre las pequeñas y medianas empresas.

RECONOCIMIENTO AL ESFUERZO DEL BANCO DE ESPAÑA

Los economistas han premiado por primera vez a una institución, en este caso al Banco de España, queriendo con ello reconocer la labor de esta entidad por su «esfuerzo y dedicación constantes» para ofrecer siempre el «máximo valor» a la sociedad española.

Asimismo, el Consejo General de Economistas ha querido reconocer con este galardón a Pablo Hernández de Cos y a Enrique Fuentes Quintana. En el caso de Hernández de Cos es el reconocimiento a la que los economistas califican como una «brillante carrera» en el mundo de la banca central, que le ha llevado hasta su actual responsabilidad como gobernador del Banco de España. «Ha mostrado un inquebrantable compromiso con el rigor técnico y la independencia de la institución a la que ha llevado a elevadas cotas de influencia internacional», han alabado los economistas.

«Recibimos esta medalla con plena conciencia del trabajo que queda por delante, pero nos señala que estamos en el buen camino para alcanzar el objetivo de ser un banco central de referencia, dinámico y comprometido con la sociedad», ha apuntado el gobernador tras recibir el premio.

En caso de Enrique Fuentes Quintana, el Consejo General de Economistas reconoce su destacada trayectoria profesional y su «decisiva contribución» a la modernización de la economía.

El presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, hizo entrega de las Grandes Cruces a Pablo Hernández de Cos -quien recogió además la correspondiente al Banco de España como institución-, y a Enrique Fuentes, hijo de Fuentes Quintana.

«Para nuestra organización colegial es un honor conceder esta distinción a una institución de la envergadura y trascendencia para la toma de decisiones de políticas económicas como es el Banco de España, así como a su gobernador, cuyo alto perfil técnico avala la labor llevada a cabo al frente de esta entidad», señaló Pich.

Por otra parte, el presidente de los economistas se refirió a Fuentes Quintana como «el maestro de varias generaciones de economistas». «En la nómina de galardonados con esta Gran Cruz de la institución colegial de los economistas no podía faltar alguien de la talla de Enrique Fuentes Quintana, por su incuestionable legado en materia económica y por haber diseñado, al inicio de nuestra democracia, el plan de reforma económica y fiscal que tanto necesitaba nuestro país en esos años», manifestó Pich.