miércoles, 1 diciembre 2021 06:18

Pedro Sánchez reafirma su apuesta por Hana Jalloul contra el criterio del PSOE-M

Mientras que Juan Lobato lo quiere todo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya ha tomado la decisión de quién será la nueva candidata del PSOE a la Comunidad de Madrid. El congreso del partido no ha servido para muchas cosas, pero sí para confirmar algunos rumores que circulaban por Ferraz. El primero, que Sánchez se ha entregado al programa electoral de Podemos para cortar las alas a la vicepresidenta Yolanda Díaz. Y el segundo, que Sánchez quiere como candidata a la portavoz en la Asamblea Hana Jalloul a pesar de que su propio partido la ve «floja» y sin «tirón» para afrontar unas elecciones autonómicas contra una presidenta de la Comunidad de Madrid reforzada por segundos.

Los rumores en los pasillos del 40º congreso del PSOE iban siempre en la misma dirección. El fantasma de Yolanda Díaz marcó por completo los discursos de los socialistas, pero en el PSOE de Madrid las miradas se centraron en Hana y en la «obsesión» de Sánchez con ella. Tras el debate de investidura, en el PSOE-M tuvieron claro que Jalloul no era su salvadora. Al menos eso creían. «Ha estado floja», decían entonces fuentes del partido. Pero es que ahora están más sorprendidos con el empeño del presidente socialista en imponer como candidata a una Jalloul que en varios meses no ha conseguido hacer mella en el PP de Isabel Díaz Ayuso.

Juan Lobato podrá colocar y quitar fichas socialistas en los municipios de la Comunidad

Los guiños de Sánchez a Jalloul durante del congreso fueron una declaración de intenciones en toda regla. Por un lado, el presidente del Gobierno quiso dejar meridianamente claro que la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid gozaba de la confianza de Moncloa. Y por otro, el presidente quiso dejarle claro a Lobato, el casi con toda probabilidad futuro secretario general del PSOE-M, que por mucho que él quiera no será candidato. Juan Lobato podrá colocar y quitar fichas socialistas en los municipios de la Comunidad, pero no podrá tomar parte ni en las listas ni en quién será el candidato del partido.

El PSOE-M no se sorprende, pues las sensaciones en el partido son las mismas que las de hace un año. Moncloa teledirige al PSOE sin tener en cuenta al partido. Ya cuando Sánchez quiso imponer a Margarita Robles, ministra de Defensa, como posible candidata del partido en la Comunidad de Madrid desde la delegación de la formación en Madrid mostraron su malestar por no tener en cuenta a quienes conforman el PSOE-M. Y ahora ha pasado exactamente lo mismo. Sánchez quiere a Jalloul, o al menos es lo que interpretan desde la formación, y no habrá nadie que pueda decir nada contra esta decisión del presidente. Su buena relación con Hana ha trascendido y ahora nadie se atreve a cuestionar a la exsecretaria de Estado de Migraciones.

Los pasillos de los congresos dejaron claros mensajes. Por supuesto, Yolanda Díaz fue la obsesión de la mayoría dado que entienden que la amenaza que supone la política mejor valorada del Gobierno es mayor de lo que esperan (pues podría dejar al PSOE de Sánchez muy tocado si sabe hacer las cosas bien o si, como dijo el exdirector de gabinete de Presidencia de Gobierno Iván Redondo, se presenta con una plataforma sin las siglas de Podemos). Pero también dejó claro quién forma parte del sanedrín y quién no. En este caso, Jalloul, que era un cadáver político para los suyos, ha salido reforzada solo porque el presidente del Gobierno así lo ha querido. Y en el PSOE-M se repiten lo mismo: nada nuevo en el horizonte.

Al otro lado del espectro está Lobato. Un futuro secretario general que aspira a mucho más de lo que quieren permitirle desde Moncloa. Lobato quiere ser secretario general y candidato del PSOE a las elecciones. Todo en uno. Por ambición que no sea. Sin embargo, en Ferraz tienen absolutamente claro que quien debe presentarse a las elecciones de la Comunidad de Madrid debe ser una mujer. De hecho, no es extraño que los rivales de Lobato, como es el caso de Ayala, hayan deslizado que si consiguen el premio de ser secretario harán que la candidata sea una mujer. ¿Cómo se va a presentar el PSOE a unas elecciones contra una derecha llena de mujeres con un hombre? No va con estos tiempos y el Partido Socialista así lo cree.

Jalloul de momento no dice nada porque sabe que lo tiene todo hecho. Cuando llegue el momento, desde Moncloa llegará un mensaje que dejará claro que ya han elegido su candidata. Todo esto es fruto de la buena relación de Sánchez con Jalloul. Nada nuevo. Pero desde el PSOE-M creen que no es una estrategia adecuada dado que consideran que el tirón de Jalloul es nulo para aglutinar el voto. Y más después de lo ocurrido el pasado 4 de mayo, donde la socialista tuvo un papel más que relevante.