jueves, 2 diciembre 2021 00:53

El FMI aboga por simplificar las reglas fiscales de la UE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha expresado su apoyo a un reforma de las reglas fiscales de la Unión Europea que contribuya a reducir su complejidad y solapamiento con normas nacionales facilitando así el cumplimiento de las mismas.

«Hemos promovido una reforma de las reglas fiscales de la UE porque son sumamente complejas y hemos pedido que sean más sencillas, lo que facilitaría darles seguimiento y aplicarlas», ha indicado Alfred Kammer, director del Departamento Europeo del FMI.

En este sentido, el funcionario ha señalado que a veces estas normativas fiscales europeas se superponen con reglas nacionales y dan lugar a incongruencias, «lo que ha llevado mucha discreción en cuanto a cómo aplicarlas provocando que no se cumpla el objetivo principal de hacer políticas fiscales más estrictas durante las épocas de crecimiento para crear amortiguadores con los que afrontar las épocas más difíciles».

Asimismo, el funcionario ha recordado que a partir de 2023 la política fiscal de los países europeos «deberá consolidarse» para colocar la deuda en una trayectoria descendente y para ello las reglas serán esenciales.

REPUNTE TEMPORAL DEL PRECIO DE LA LUZ.

Por otro lado, el director del Departamento Europeo del FMI ha reconocido el impacto de la escalada de los precios del gas en Europa, particularmente en países como España con precios «dinámicos» donde cualquier ‘shock’ en los mercados mayoristas de producción de energía conlleva una transmisión muy rápida al sector minorista.

«La economía española tomó ciertas medidas para poder reducir el impacto en los más vulnerables de lo que consideramos un repunte de los precios temporal que se desvanecerá en el segundo trimestre del año», ha indicado Kammer.

En cualquier caso, el funcionario del FMI ha defendido que la situación actual da lugar a un cuestionamiento más amplio acerca de la transición climática.

«Debemos invertir en almacenamiento de energía, producción de energía para evitar problemas en la transición a una economía más verde. Vale para España pero también para Europa y a nivel mundial», ha concluido.