sábado, 4 diciembre 2021 02:29

El Gobierno apuesta por poner la vivienda en el centro de las políticas

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, ha apostado por que la nueva Estrategia Nacional para Personas Sin Hogar ponga la vivienda en el centro para luchar contra el sinhogarismo, que en España afecta a entre 30.000 y 40.000 personas.

«Tenemos que ser capaces de dar un salto cualitativo en esta nueva estrategia en el abordaje del sinhogarismo. Esta ha sido una asignatura pendiente en las políticas públicas de nuestro país y no podemos volver a diseñar una estrategia nacional de personas sin hogar sin que esta cuestión forme parte del centro: una metodología basada en poner la vivienda en el centro», ha subrayado Álvarez.

Así lo ha indicado este miércoles 20 de octubre durante el encuentro internacional ‘Housing First como solución al sinhogarismo en España’, organizado por HOGAR SÍ y Provivienda junto al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

El secretario de Estado de Derechos Sociales ha precisado que la idea de la estrategia es «ser capaces de elevar la metodología de Housing First a política pública» porque, según ha añadido, «poner el foco en la vivienda es crucial para abordar los procesos de salida de la pobreza».

Álvarez ha indicado que el sinhogarismo es «por desgracia y en demasiadas ocasiones» un «fenómeno más invisible de lo que debiera» y, por ello, ha subrayado que es «enormemente útil discutir metodologías como Housing First» que ha demostrado ser exitosa en otros países para reducir el sinhogarismo.

En este contexto, el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, David Lucas, ha destacado que la ley de vivienda nace precisamente con la «vocación» de «hacer que la vivienda sea uno de los pilares del bienestar en España».

Además, ha señalado que el nuevo plan de vivienda para los años 2022 a 2025 establecerá como prioritario el programa para dar soluciones habitacionales a personas sin hogar, de forma que las comunidades autónomas no podrán atender otros hasta que no tengan cubierta la demanda establecida en dicho programa.

Por su parte, el director general de HOGAR SÍ, José Manuel Caballol, ha explicado que faltan «dos legislaturas» para acabar con el sinhogarismo en España si se quiere cumplir en 2030 con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODS).

En concreto, la meta 1 del objetivo 11 es: «De aquí a 2030, asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles y mejorar los barrios marginales».

300 VIVIENDAS EN TODA ESPAÑA

En 2015, la Asociación Provivienda y Hogar Sí formaron una alianza para desarrollar el modelo de intervención de Housing First en España. A través del programa ‘Habitat’, arrancaron con 28 viviendas y actualmente tienen más de 300 en toda España.

Caballol confía en que instrumentos que están en fase de diseño en España, como la ley de vivienda o la estrategia de sinhogarismo, junto al trabajo de las comunidades autónomas y la «ayuda inestimable» de los fondos de recuperación, puedan dar «el empujón definitivo» para la transición hacia un modelo basado en «viviendas normalizadas».

«No vamos a tener la excusa de que no tenemos dinero», ha añadido el director general de HOGAR SÍ, al tiempo que ha pedido que «en 2030 ninguna persona tenga que vivir en la calle en España».

En el acto también ha compartido su experiencia de lucha contra el sinhogarismo el CEO de Y-Foundation, que desarrolla el modelo de Housing First en Finlandia, Juha Kaakinen. Allí, según ha comentado, llevan desde 2008 trabajando y actualmente cuentan con 6.000 viviendas adquiridas; también han construido nueva vivienda y han convertido refugios en hogares.

Además, ha destacado que es fundamental un consenso político amplio que apoye este modelo. En el caso de Finlandia, según ha dicho, tienen un gobierno de coalición formado por seis partidos y todos en cierto punto han acordado esta política.

EMPEZAR POR LOS PUEBLOS Y CIUDADES PEQUEÑAS

Juha Kaakinen ha recomendado a España que se marque «objetivos realistas» como acabar con el sinhogarismo en los pueblos y pequeñas ciudades donde puede haber docenas de personas en esta situación. En este sentido, ha subrayado la importancia de colaborar entre gobiernos, ayuntamientos y ONG y de hacer un llamamiento para poner fin al sinhogarismo.

Así lo ha indicado en una mesa redonda moderada por la directora general de Diversidad Familiar y Servicios Sociales en el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Patricia Bezunartea.

En esta misma mesa, el director de FEANTSA, la red europea que trabaja con las personas sin hogar, Freek Spinnewijn, ha indicado que una de las claves de inspiración de Finlandia es que «han simplificado el proceso» frente a una «tendencia en Europa» a «hacer los problemas demasiado complejos» y a «centrarse en la excepción más que en la norma».

En este sentido, ha hecho un llamamiento a los legisladores españoles para que «tengan valentía» e impulsen este tipo de iniciativas; así como a la Unión Europea para que apoye a los estados miembro y «agilice» la liberación de fondos que podrían utilizarse para Housing First.

En el acto también ha ofrecido su testimonio Andrés, que estuvo viviendo más de un año en la calle, durmiendo en un albergue. Cuando le dieron una vivienda su vida cambió. «Vuelves a ser persona, te vuelves a integrar en la sociedad, vas por la calle con la cabeza alta. Ahora soy uno más, ya no me siento invisible», ha subrayado.

Andrés también ha subrayado la importancia de que la vivienda vaya acompañada del acompañamiento de los Servicios Sociales. Así lo ha puesto de relieve también el secretario de Estado de Derechos Sociales quien ha afirmado que «la provisión de vivienda a personas sin hogar sin seguimiento de Servicios Sociales queda coja, y los Servicios Sociales en ausencia de viviendas, es insuficiente».