sábado, 27 noviembre 2021 07:12

Marlaska: No habrá «ninguna contrapartida» sobre presos a cambio de un eventual apoyo de EH Bildu a los PGE

el corte ingles

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha reiterado que el Gobierno central no ofrecerá «ninguna contrapartida» relacionada con los presos de ETA a cambio de un eventual apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Grande-Marlaska, que este miércoles ha presidido en Vitoria-Gasteiz un homenaje a las víctimas de ETA, ha rechazado de esta forma, en declaraciones a los periodistas tras la ceremonia, que el Ejecutivo central vaya a ofrecer «contraprestaciones que vulneren la ley» a EH Bildu.

El ministro del Interior se ha sumado así al resto de miembros del Gobierno central, incluido el propio presidente, Pedro Sánchez, que han rechazado que el Ejecutivo vaya a realizar movimiento alguno con los presos de la desaparecida organización terrorista a cambio de un eventual apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Grande-Marlaska ha asegurado que pese a que el coordinador general de EH Bildu haya afirmado que la coalición está dispuesta a apoyar los PGE si así logra «sacar» a los presos de ETA a la calle, el Gobierno central no va a ofrecer «contrapartida» alguna en este sentido.

«A la organización terrorista ETA la venció el Estado de Derecho; España es un Estado de Derecho, no hay ninguna contrapartida», ha manifestado.

SIN «CONTRAPRESTACIONES QUE VULNEREN LA LEY»

El ministro del Interior ha explicado que un Estado de Derecho y una sociedad «firme, seria y basada en valores democráticos» se rige por el principio de la aplicación de la ley.

«Esto es lo que dignifica al Estado y lo que le hace fuerte; y eso es lo que conllevó la derrota de la organización terrorista ETA», ha subrayado, tras lo que ha reiterado que «en un Estado de Derecho no hay contraprestaciones que vulneren la ley».

El ministro del Interior también ha explicado el sentido del acto celebrado en el Centro Memorial de Victimas del Terrorismo de Vitoria-Gasteiz con motivo del décimo aniversario del cese definitivo de la actividad terrorista de ETA.

«Estamos aquí, diez años después de la derrota de la organización terrorista ETA, pare recordar en primer lugar que fue el Estado de Derecho el que derrotó a ETA», ha destacado.

«DIGNIDAD DE LAS VÍCTIMAS»

La ceremonia de este miércoles –ha añadido– también pretende «reconocer la dignidad de las víctimas del terrorismo», sobre las que ha afirmado que son «un ejemplo de valores democráticos» y «el baluarte del Estado de Derecho».

El responsable de Interior ha señalado que el agradecimiento a los damnificados por el terrorismo «ha de ser eterno», y que resulta una obligación conformar una «memoria» en cuya construcción las víctimas sean «las protagonistas».

«La memoria es dejar a un lado el olvido; y el olvido es quitar significación a las personas», ha afirmado Grande-Marlaska, que ha advertido de que esto «es algo que no puede permitirse» una democracia «plena».

El de hoy –ha añadido– es un día «especial», en el que confluyen «sentimientos ambivalentes» pero en el que es necesario recordar que «hace diez años el Estado de Derecho y la sociedad española derrotaron a la organización terrorista ETA».

SIN «DIFERENCIAS» CON EL GOBIERNO VASCO

Grande-Marlaska ha rechazado que el hecho de que el Gobierno central y el Ejecutivo vasco hayan organizado dos actos paralelos con motivo de este aniversario responda a la existencia de «diferencia» alguna entre ambas administraciones.

De hecho, ha precisado que en ambas ceremonias –la del Gobierno Vasco, en Bilbao; y la del Ejecutivo central, en Vitoria– han participado representantes de ambas administraciones.

«Cuantas más conmemoraciones y actos de recuerdo de la derrota de ETA y reconocimientos a las víctimas se realicen, mucho mejor», ha afirmado. En la misma línea, ha indicado que el de hoy «era un día especial» en el que «debe haber diversos actos de diversas administraciones».