martes, 30 noviembre 2021 21:58

Torres insiste en que el final del volcán «ni está cerca» ni se sabe el «daño» final

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha vuelto a insistir este miércoles en que el final de la erupción en Cumbre Vieja «ni está cerca» ni se sabe la «rudeza, crudeza o daño» que finalmente va a provocar.

En una rueda de prensa celebrada tras la reunión del Pevolca, ha comentado que este martes, por ejemplo, la emisión de dióxido de azufre a la atmósfera fue de 7.000 toneladas y para que haya indicios de que la actividad empieza a cesar debe oscilar entre las 500 y 1.000.

Ha dicho que puede que la lava entre en el casco del barrio de La Laguna, en Los Llanos de Aridane –donde viven unas 1.500 personas– «o que no lo haga» –está a las puertas– y por ello, espera que las coladas sigan hacia al mar y no provoquen más daños materiales.

Torres, que ha visitado durante la mañana la oficina de atención a los damnificados, ha comentado que se «trabaja a destajo» con un equipo de 15 trabajadores sociales, asesores jurídicos y técnicos de Gesplan y GMR Canarias, que evalúan la afección sobre propiedades agrícolas.

Además, ha indicado que esta tarde se reúne con los alcaldes de los municipios afectados –Los Llanos de Aridane, Tazacorte y El Paso–, quienes se ha solicitado ya que pongan a disposición del Gobierno terrenos para poder construir viviendas prefabricadas.

En ese sentido, ha comentado que el Gobierno trabaja en la elaboración de un decreto de ordenación territorial para conseguir «arraigo» de los que han perdido la vivienda y «en tiempo récord» se pueda planificar que los afectados puedan volver a tener una vivienda –hay más 100 familias afectadas ya–.

Torres ha comentado que se viven «momentos tremendamente duros» tras más de un mes de erupción y ahora con la posibilidad de que la lava arrase La Laguna, ya que el volcán «seguirá produciendo lava y ceniza» y con una «capacidad destructora importante».

100 MILLONES PARA LA PALMA EN EL PRESUPUESTO DE 2022

Ha destacado que tras la llegada del barco cisterna a La Palma se trabaja para que se pueda empezar a regar lo antes posible las fincas del valle de Aridane sin acceso a agua –ya se ha abierto un pozo– y anunciado que el próximo lunes se aprobará en Consejo de Gobierno el avance del presupuesto autonómico de 2022, con 100 millones específicos para La Palma y ampliables en caso de necesidad.

Asimismo, ha valorado la «implicación demostrada» de todas las administraciones públicas por ayudar a la reconstrucción de la isla, dejando claro que no pueden «pelear» contra el volcán y están «a su merced».

Ha dicho que «lo mejor que puede pasar» es que cese la erupción pero «depende de la naturaleza», subrayando, no obstante, que harán «lo humanamente posible» para «paliar» el «dolor» de los afectados.

ZAPATA: «NINGÚN VOLCÁN NOS VA A ARRANCAR DE ESTA TIERRA»

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata,ha reconocido el «esfuerzo desde el primer minuto» del Gobierno de Canarias para dar una «respuesta transversal» a las necesidades de la isla y resumió en las ideas de «fuerza, unidad y esperanza» el impulso para afrontar la recuperación «desde ya».

En esa línea, ha apuntado que los palmeros van «a salir» de esta situación difícil como lo hicieron sus abuelos y bisabuelos y garantizado que van a seguir viviendo en tierra volcánica. «Ningún volcán nos va a arrancar de esta tierra», ha destacado.

Así, ha pedido a los ciudadanos que «no duden ni un segundo del compromiso de todos los gobiernos implicados» porque «corazón, mente y trabajo están volcados con los afectados».

El presidente palmero ha defendido la labor realizada con el bienestar de mayores y dependientes y el «compromiso» de las instituciones para que haya fondos suficientes que permitan construir un nuevo futuro en la isla.

Ha dicho sobre las 31 jornadas de erupción que «parece que han pasado 31 siglos» pero «repletos de aprendizajes personales«, quizás el más importante es que todas las personas se necesitan unas a las otras.