jueves, 2 diciembre 2021 05:28

Sánchez fagocita las donaciones de Amancio Ortega para apuntarse un tanto con su dinero

El gobierno de Pedro Sánchez se apunaba el pasado martes un tanto gracias a una cuantiosa donación de 280 millones de euros por parte de la Fundación Amancio Ortega al Ministerio de Sanidad. Este dinero se destinará a la compra de diez equipos de protonerapia, una avanzada tecnología para el tratamiento contra el cáncer. Se tratará de los primeros equipos de estas características disponibles en el Sistema Nacional de Salud, ya hasta ahora solo existan dos de estas avanzadas máquinas en dos centros privados, la Clínica Universidad de Navarra y el Quirón Salud.

El acuerdo se ha cerrado esta semana en la Moncloa firmado por Carolina Darias, la ministra de Sanidad. También han estado presentes Flora Pérez Marcote, la vicepresidenta primera de la Fundación Amancio Ortega. y los representantes de las comunidades autónomas en donde se instalaran estos novedosos equipos que serán Galicia, País Vasco, Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Canarias.

Pedro Sánchez ha vendido el proyecto como “un plan de implantación de la protonterapia que nos situará a la cabeza de Europa en este tipo de tratamientos contra el cáncer”, según palabras del propio gobierno, sin mencionar que se trata de una donación. En el acto, Sánchez aseguraba que se trata de una “apuesta de futuro que pondrá a España al mismo nivel que Alemania” y que permitirá al país «un paso de gigante, que nos sitúa a la cabeza, junto con otras grandes naciones, en este tipo de tratamientos”. Demás ha asegurado que permite una “recuperación justa” ya hará accesible una técnica avanzada a través del sistema público, y permitirá hacerlo “con ambición y el alcance que nuestro país se merece”.

EL CARGO SE HARÁ EN LOS PGE Y LA FUNDACIÓN INGRESARÁ EL IMPORTE EN VARIOS PAGOS

En realidad la labor de Sánchez se ha limitado a adelantar el dinero y a decidir qué comunidades autónomas serán las beneficiarias de estos equipamientos. El Ministerio de Sanidad comprará los equipos y cargará los importes en Presupuestos Generales del Estado divididos en cuatro anualidades, para llevar a cabo el concurso de licitación. El coste total correrá a cargo de la Fundación Amancio Oterga que irá ingresando la donación de 280 millones de euros de forma fraccionada.

La pronoterapia es una técnica que permite realizar tratamientos eficaces de tumores ubicados en lugares sensibles o difícil acceso, y ofrece una alta precisión, de forma que se pueden acortar otros tratamientos. José Arnau Sierra, vicepresidente de Inditex asegura que se podrán “salvar cientos de vidas cada año y ofrecer a miles de pacientes una alternativa de curación con tratamientos más cortos, mucho menos agresivos y con una mejora muy sustancial en su calidad de vida”.

En todo el mundo solamente hay una veintena de estos aparatos, y en España no había ninguno hasta hace poco. Los pacientes debían marchar a Alemania, República Checa o Suiza, para recibir este tratamiento avanzado de radioterapia. En las clínicas privadas cada paciente debe pagar 200.000 euros por la protonerapia. Aunque el acuerdo de compra ya está firmado, los equipos aún tardarán un par de años en estar disponibles en los centros públicos por la complejidad de su instalación.