sábado, 4 diciembre 2021 20:46

Valladolid muerde ‘La naranja prohibida’

el corte ingles

El actor británico Malcolm McDowell ha presentado este sábado en la 66 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), ‘La naranja prohibida’, documental en torno al polémico estreno en España en 1975 de ‘La naranja mecánica’, de Stanley Kubrick, en el marco de la 20 edición de la cita cinematográfica y marcado por la censura del régimen franquista.

Un documental que McDowell ha definido como «brillante» y que dirige Pedro González Bermúdez, quien también ha asistido a la presentación junto con Guillermo Farré, máximo responsable en España de TCM, canal responsable de su producción.

McDowell ha regresado así este viernes a la que fuese la ‘escena del crimen’, pues el actor sorprendió al público al revelar su presencia ante los asistentes al pase de prensa del documental este viernes en el Teatro Carrión, donde, hace 46 años y con largas colas de expectación que daban la vuelta a la manzana, se estrenase también ‘La naranja mecanica’.

‘La naranja prohibida’ se ha estrenado a nivel mundial en la sección DOC. España de la 66 Seminci, como «un regalo» para la ciudad de Valladolid que McDowell considera «que se debería conservar para que perdure en el tiempo», tal y como cree que lo ha hecho Alex Delarge, el sociópata al que interpreta en ‘La naranja mecánica’: «Es extraordinario que hayan pasado 50 años y siga teniendo tanta fuerza».

«Creo que se nota cuando se ve la película que Alex me caía bien, que disfruté interpretándole, pero no soy un actor de método, así que no convivo ni he convivido con nunca con este personaje, porque en cuanto oigo ‘corten’, paso al siguiente», ha comentado el intérprete británico, que lo ha achacado a la deformación profesional de los actores británicos, acostumbrados a formase en teatros y a tener que interpretar varios papeles consecutivos.

Asimismo, ha agradecido la libertad que le dio Kubrick para preparar este papel: «Una libertad que al principio me intimidó, porque yo le pregunté que quién era Alex, qué tenía que hacer con él y me respondió que para eso me había contratado», ha recordado, sobre un reto que, a la vez, fue también «un enorme regalo». «Recibir su llamada fue un sueño… yo era tan joven e ingenuo que cuando me llamó, pensé que era otro Stanley el que me llamaba», ha rememorado.

Por otro lado, McDowell ha incidido en que «no hay que quedarse en el concepto de violencia que rodea a la película, porque si uno se centra en eso, no se ve que hay mucho más, que habla principalmente de la libertad de elección de las personas».

«La violencia de ‘La naranja mecánica’ es, sobre todo, psicológica, aunque hay también física, pero es importante pensar en el que contexto», ha subrayado, puesto que «se rodó en un momento en que por primera vez había una guerra televisada, la de Vietnam, y cenábamos cada noche con una violencia ante la que parecía que estábamos anestesiados».

Y es que, «aunque para algunas personas resulte una historia violenta, para otras es hasta cómica por la exageración con que se cuenta, que cambia la percepción de lo que se está viendo», ha señalado.

Por su parte, González Bermúdez ha explicado que ‘La naranja prohibida’ surgió de una propuesta de TCM, que quería hacer un documental para conmemorar el 50 aniversario de la película: «Tras analizar diferentes acercamientos, optamos por este del estreno en Valladolid, porque nos gustaba la idea de un nexo de la película con España».

Pero para que el documental estuviera completo, «Malcolm tenía que formar parte y, por suerte, le entusiasmó la idea». Para el actor, conocer lo ocurrido con el estreno fue «una sorpresa», pues ni Kubrick ni él sabían «absolutamente nada» de lo que pasó con este estreno: «España estaba cerrada y no había forma de enterarnos de lo que estaba ocurriendo y Valladolid era una ciudad que se estaba transformando en busca de la libertad».