miércoles, 8 diciembre 2021 22:40

Casado alerta de que la Ley de Vivienda «pone en jaque» tres artículos de la Constitución

El líder del PP, Pablo Casado, ha afirmado este lunes que la nueva Ley de Vivienda que va a aprobar el Gobierno «pone en jaque» tres artículos de la Constitución, el que «respeta la propiedad privada, la economía de libre mercado y la libertad de empresa». Frente a esa norma, ha propuesto una reforma de la ley del suelo para liberalizarlo y acotar así el precio.

Así se ha pronunciado en su intervención en el XXIV Congreso Nacional de la Empresa Familiar celebrado en Pamplona, un día antes de que el Consejo de Ministros apruebe la Ley de Vivienda acordada por PSOE y Unidas Podemos. El PP ya anunció hace un par de semanas que recurrirá esta norma ante el Tribunal Constitucional cuando se apruebe.

Tras recalcar que se trata de la «sexta ley de vivienda» que se va a aprobar, «no la primera» como dijo «grandilocuentemente» el presidente del Gobierno este fin de semana, Casado ha afirmado que esa norma va a «pone en jaque tres artículos» de la Carta Magna: el que respeta la propiedad privada, la economía de libre mercado y la libertad de empresa.

«En este caso, esa libertad individual que tienen los empresarios y los propietarios para poner la casa que se han ganado con su trabajo y que ya han pagado muchos impuestos por ella, en alquiler en el precio que quieran», ha enfatizado.

Es más, ha avisado que los grandes tenedores de vivienda, que suelen ser fondos internacionales, si «siguen viendo ataques a la competitividad y viabilidad del sector, pueden decidir retirar sus activos y sus inversiones» de España.

Frente a esa norma que prevé aprobar el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, Casado ha señalado que el PP propone una reforma de la ley del suelo, de forma que si es el suelo lo que ha cambiado el coste de la vivienda en los últimos años, se liberalice suelo para acotar el precio de los terrenos.

Según añadido, eso permitiría construir «allá donde no haya terreno protegido» y sea «factible hacer todos los usos públicos de los suministros y de las infraestructuras hospitalarias, educativas o de transporte que se requiera».

«INGENIERÍA SOCIAL EN MATERIA ENERGÉTICA»

En su discurso, Casado también ha cargado contra la «preocupante ingeniería social» del Gobierno en materia energética, pese a que España es «una isla energética y lo lógico es que tenga suministros alternativos».

«No se puede tolerar que en una democracia de la Europa del año 2021 se diga que hay ciertos beneficios empresariales que se pueden permitir ser expropiados. Eso es algo que es terrible y genera que hasta 19 grandes compañías energéticas hayan mandado una carta a las cancillerías de Europa para decir que no hagan lo que se ha hecho en España», ha enfatizado.

Después de que el Gobierno haya anunciado nuevas ayudas para frenar el golpe de la luz a los vulnerables, el jefe de la oposición ha insistido en la reforma del PP para abaratar el precio de la luz sacando los costes no energéticos de la factura.

LAS PREVISIONES DEL GOBIERNO QUEDAN «EN PAPEL MOJADO»

Casado se ha hecho eco de la comparecencia en el Congreso del gobernador del Banco de España –anunciando un revisión a la baja del PIB– y ha subrayado que «lamentablemente las previsiones del Gobierno van a quedar en papel mojado». «Los Presupuestos nacen muertos», ha proclamado.

Asimismo, ha afirmado que «no va a haber recuperación en V» como anunció en su día el Gobierno ni España va a estar a la cabeza de la recuperación europea. «Estamos a la cabeza de Europa en deuda, déficit y previsión de desempleo», ha exclamado, para añadir que en el Plan de Reformas se asume que «la deuda del 125% la pagarán las próximas generaciones».

El jefe de la oposición ha criticado medidas «peronistas» –en alusión al bono joven cultural– para «comprar nuevos votantes» y ha cargado duramente contra la subida de impuestos en un momento en el que los gobiernos «responsables» están reduciendo impuestos en vez de «despilfarrar». Dicho esto, se ha comprometido a reducir a la mitad el número de ministerios y de asesores si llega al Palacio de la Moncloa.

UN MOMENTO DE «INCERTIDUMBRE»

Casado ha puesto en cuestión que el Gobierno vaya a ejecutar los fondos europeos que se reciben de Bruselas porque, haciendo una «analogía», en los fondos propios el Ejecutivo «no ha sido capaz de ejecutar mucho» porque se ha llegado solo al 24%. Y en los fondos de cohesión territorial, ha proseguido, «en los últimos siete años se ha ejecutado un 42%».

En este punto, ha afirmado que si la «esperanza» de los españoles era esa especie de ‘Plan Marshall’ con los fondos europeos, pero el Gobierno no es «capaz de ejecutarlos» por «no contar con los empresarios, el PP, los ayuntamientos ni las autonomías», la situación «es más grave» porque el crecimiento «tenue» de España «se seguirá estancando».

El líder del PP ha puesto el acento en el momento de «incertidumbre» que hay con los suministros, la inflación, la cadena de exportación de materias claves como el gas o los componentes de la automoción. «Dejan un mar de incertidumbre», ha abundado.

Sin embargo, ha subrayado que «hay otra forma de hacer las cosas» y ha añadido que «a tiempo se está en la tramitación presupuestaria y la negociación de las reformas pendientes», como la laboral, la de educación, la energética o la de vivienda.