lunes, 6 diciembre 2021 07:03

Mircea Cartarescu: «No me interesa el Premio Nobel de Literatura»

El escritor rumano Mircea Cartarescu, quien publica su ‘Poesía esencial’ (Impedimenta), ha asegurado estar «aburrido» de que su nombre suene siempre en los últimos años en las quinielas por el Premio Nobel de Literatura y afirma no estar «interesado en este premio ni en ningún otro».

«Es un tema que sinceramente me aburre bastante y no estoy implicado en esta historia. Escribo por el placer de escribir y no me interesa este premio», ha señalado en una entrevista con Europa Press el autor de ‘Solenoide’, usando además una comparación con la lotería.

«Me veo como una persona que no juega a la lotería y siempre se considera que tiene un décimo. Es una sensación bastante rara», ha indicado. Preguntado por su opinión respecto al ganador del Nobel este año, Abdulrazak Gurnah, ha reconocido no saber quién era. «No es que me haya sorprendido, es que ni sabía que existía en este planeta. Pero primero lo leeré para juzgar y luego diré», ha afirmado.

A los 30 años, Cartarescu decidió dejar de escribir poesía con ocho poemarios bajo el brazo, y así continuó con su promesa hasta el año de la pandemia de coronavirus. «Pero fue un volumen un tanto extraño, que le debe más a esa pandemia que a mí», ha apuntado el escritor, tras admitir que después de contraer la enfermedad pasó por «una terrible depresión».

«Fue un infierno y para poder librarme de ese estado de disolución empecé a escribir compulsivamente, hasta 20 poemas al día. Era un flujo incontrolable que me evadía de la realidad y el resultado fue una selección de cien poemas y un libro que no se parece a los anteriores: pobre, sin intención artística, como un grito buscando ayuda», ha indicado.

Cartarescu ha aludido a las restricciones sanitarias para frenar la pandemia –en Rumanía se prohíbe a los no vacunados salir a la calle por la noche–. «Cuando hay 500 muertos al día, es difícil pensar en otra cosa que no sean medidas urgentes. No estoy a favor de ningún tipo de autoritarismo, pero si algo se le puede reprochar a las autoridades rumanas ha sido la de la falta de cuidado», ha lamentado.

UN VERSO DE LORCA PARA EL HAMBRE

Esta ‘Poesía esencial’ reúne muchos textos de la primera época de Cartarescu en los años 80, una época que coincidió en el tiempo con la dictadura de Ceaucescu. «Fue la época más feliz de mi vida, porque nosotros vivíamos en la poesía y no en la dictadura», ha aseverado, aludiendo a la generació conocida como ‘Blue jeans’.

«Para nosotros, un solo verso de Lorca significaba más que el hambre, el frío o el miedo y estoy extraordinariamente orgulloso de esos poemas y de mi generación: fue un milagro», ha destacado. Además, no cree que haya que revisar ninguno de los textos publicados porque «no había autocensura: de forma sincera y genuina se creía en los Derechos Humanos o la igualdad de las personas», ha defendido.

Para Cartarescu, la poesía actual no tiene que desmerecer en nada a la que hacían otras generaciones, incluyendo en este grupo a la publicada en redes sociales. «Admiro a todos los poetas del mundo, desde Homero a cualquier principiante, y no me interesa si son buenos o malos», ha asegurado.

«Me gusta esta diseminación de la poesía que se está haciendo en redes sociales, pero también aquellas personas que están en la calle declamando. Es verdadera poesía, porque no se gana nada con ello, salvo el contar el mundo interior», ha indicado. En cualquier caso, Cartarescu ha avanzado que seguirá con la prosa porque le «gusta muchísimo y es más luminosa», siguiendo con un nuevo libro que «ahora está a medias».