lunes, 29 noviembre 2021 10:19

Bal promete que no acabará «nunca» en el PP: «Yo investigue su corrupción»

El portavoz adjunto de Edmundo Bal en el Congreso, Edmundo Bal, ha prometido este miércoles que, a diferencia de algunos de sus compañeros de partido, él no acabará «nunca» en las filas del PP, principalmente porque como, abogado del Estado, se encargó de investigar «su corrupción».

«Yo investigué su corrupción y nunca van a ver el nombre de Edmundo Bal vinculado a una gaviota azul. Jamás verán mi nombre vinculado a esas siglas», ha asegurado, solemne, tras recalcar que, en cualquier caso, la formación naranja «no va a desaparecer» y augurar que «muy posiblemente» continuará dando ruedas de prensa desde el Congreso «varios años más».

El dirigente de la formación ha respondido así al ser preguntado por las decenas de compañeros de su partido que se han acabado desembarcando en el PP, singularmente a raíz de la frustrada moción de censura en Murcia.

Bal ha puesto en valor que, después de ese episodio, en Ciudadanos sigue habiendo un total de 2.950 dirigentes políticos en distintos cargos «dando la cara» todos los días por los ciudadanos y velando por el interés general, y ha cargado contra quienes, «sin renunciar al acta, hoy parece que han cambiado de ideología», entre los que ha citado al que fuera secretario de Organización del partido, Fran Hervías, ahora en las filas ‘populares’.

«CASADO SE EQUIVOCA DE OBJETIVO»

Preguntado, en concreto, por la situación que atraviesa del partido en Zaragoza y Baleares, el portavoz de Cs en la Cámara Baja ha comenzando dejando claro que un caso no tiene nada que ver con el otro.

Según ha comentado, en Zaragoza, donde han dimitido las juntas directivas de las tres agrupaciones de Ciudadanos tras acusar al líder regional, Daniel Pérez Calvo, de falta de transparencia, lo que sucede es que «hay discrepancias y debate interno». De su lado, en Baleares, donde siguen sucediéndose las bajas de cargos públicos, Bal ha culpado al PP de estar «maniobrando» para captar a militantes de Ciudadanos y tratar de acabar así con el partido que lidera Inés Arrimadas.

«Casado se equivoca de objetivo», ha proclamado Bal, para añadir que una persona que quiere gobernar el país, como es el caso del líder del PP, no puede encarar ese reto «repartiéndose los cromos» del Estado con el Gobierno, «peleándose» en el seno de partido con dirigentes como Isabel Díaz Ayuso, «insultando» a quien fue su «amigo», en alusión al ahora presidente de Vox, Santiago Abascal, o tratando de captar «tránsfugas» de Ciudadanos.